Quantcast

Detienen a un ginecólogo italiano por robar óvulos a una española

El ginecólogo italiano Severino Antinori ha sido detenido en el aeropuerto de Roma acusado de haber extraído óvulos a una joven española de 24 años contra su voluntad y cuya identidad no ha sido desvelada. 

La mujer acudió el pasado mes de abril a una clínica italiana de renombre para someterse a un tratamiento hormonal para combatir un quiste ovárico. El director de esta clínica era Antinori, quien gozaba de fama internacional por su supuesta maestría con las técnicas para la fecundación in vitro. 

La afectada ha vivido una auténtica pesadilla. Tal y como contó a los investigadores, ella se dirigió a la clínica Matris, en Milán, para tratarse de un quiste ovárico, donde el equipo médico comandado por Antinori la inmovilizó, la anestesió y le extrajo luego los óvulos. Para que no pudiera avisar a nadie ni pedir ayuda, le quitaron el teléfono móvil. Durante un momento en el que pudo escabullirse de las enfermeras tras despertarse de la intervención, la joven pudo llamar a la Policía, que acudió al centro médico y la acompañó a un hotel. En su habitación la chica se sintió mal y pidió que la llevaran a otra clínica, donde confirmaron que había sido operada para extraerle óvulos.

Italia cuenta con una legislación muy restrictiva en materia de fecundación asistida, lo que hace que prácticamente no haya donantes de óvulos, que tienen que ser importados desde otros países como España. 

Con el robo de los gametos de esta paciente en una edad óptima de reproducción, el médico consiguió fecundar a otra mujer. Por una técnica de reproducción asistida como esta una pareja o mujer soltera puede llegar a pagar unos 7.000 euros. 

El polémico ginecólogo podría ser procesado por un delito de hurto con el agravante de lesiones y ha sido sometido a arresto domiciliario y apartado de la profesión médica durante un año. Dos de sus colaboradoras están igualmente imputadas.