Quantcast

Dilma Rousseff, apartada por el Senado de Brasil

Dilma Rousseff ha sido apartada por el Senado de Brasil por 180 días en los que se iniciará un proceso político en el que la presidenta podría quedar definitivamene destituida.

El proceso contra la presidenta surge de la acusación a la presidenta de haber maquillado las cuentas del país con maniobras fiscales irregulares y ocultación de deuda en los ejercicios de 2014 y 2015.

La presidencia del país recae sobre el ahora vicepresidente Michel Temer, con quien no mantiene precisamente una buena relación. Se espera que cuando Temer se haga con el poder dé un viraje a la gestión y el enfoque ideológico del Gobierno.

La separación de Roussef del poder durará en principio 180 días en los que se resolverá un proceso por el que, o bien sería absuelta y recuperaría sus poderes, o bien sería definitivamente apartada. En este último caso Temer debería completar el mandato hasta las próximas elecciones previstas ara octubre de 2018.