Quantcast

Una treintena de niños sirios sufrieron abusos en un campo de refugiados en Turquía

Al menos una treintena de niños de entre ocho y doce años de edad han sido víctimas de abusos sexuales en un campo de refugiados en Turquía, el campo de Nizip, en una provincia fronteriza con Siria.

El escándalo ha sido revelado por el BirGúrn, que se hace eco de los relatado por fuentes militares: durante tres meses un miembro del personal de limpieza de este campo, que alberga a unas 14.000 personas, se llevaba a los pequeños a rincones donde las cámaras de seguridad no tenían visibilidad, y abusaba de ellos.

El personal militar del campo comenzó a sospechar del extraño comportamiento de este hombre, que se llevaba a los niños a emplazamientos donde nunca se le pudiera ver.

El hombre, cuyo nombre responde a las siglas E.E.E. y que ya ha sido detenido, llegó incluso a justificar sus crímenes asegurando que «los niños le animaban«. También narró que les pagaba entre 0,45 y 1,5 euros.

Ocho familias han denunciado. El resto temen que el caso pueda afectar a su situación en Turquía.