Quantcast

Una camarera muestra el sufrimiento de estar 8 horas trabajando con tacones

Nicola Gavins, una maquilladora profesional canadiense, ha publicado en su cuenta de Facebook una imagen que se ha convertido en viral en las redes sociales. En ella, la joven muestra una fotografía de los pies de amiga suya que trabaja como camarera después de una jornada laboral de 8 horas.

«Los pies de mi amiga estaban sangrando de tal forma que incluso perdió una uña y su jefe rechazó la idea de que fuera al día siguiente en zapato plano«, apuntaba en la red social Gavins, donde se veían los pies de la camarera llenos de sangre dentro de las medias y con restos en los propios que lleva todos los días.

Según denuncia en Facebook la maquilladora, Nicola Gavins, las camareras del restaurante se ven obligadas a llevar zapatos salvo si hay una razón médica que lo impide. Con el sueldo que ganan, el jefe les obliga a comprar un uniforme de más de 30 dólares, algo que no ocurre con los hombres que trabajan en el restaurante y que pueden ir con la ropa que quieran.

La cadena de restauración en la que trabaja la amiga de Nicola Gavins ha querido negar la fotografía y que en sus locales se trate a sus empleados de esta forma. Sin embargo son varios los camareros y camareras de esa franquicia que han denunciado esas prácticas laborales.

Una situación diaria por la que pasan día a día millones de mujeres en el mundo y que son obligadas por sus empresas a llevar zapatos que perjudican el estado de sus pies por una simple cuestión estética.