Quantcast

La CUP salva los presupuestos de Ada Colau

 El pacto in extremis entre Barcelona en Comú y la CUP facilitará que la capital
catalana disponga de presupuestos cuando ya parecía que la situación era de difícil
arreglo por la debilidad de la plataforma política que lidera la alcaldesa Ada
Colau.

El acuerdo entre estas fuerzas políticas pasa por dedicar 2
millones de euros para alquiler social y 2,3 millones de euros para una renta
universal para mujeres en situación económica vulnerable.

También, se destinarán 700.000 euros para establecer un
carnet de ciudad para todas aquellas personas que no tienen los papeles en
regla. El equipo de gobierno municipal ha coincidido con la CUP en la necesidad de
acomodar a la capital catalana a l
as personas que huyen de la miseria o de las
guerras.

Otros 100.000 euros se destinarán a la elaboración de un
censo de pisos vacíos y otros 93.000 euros por el servicio de atención a las
mujer
es que son víctimas de la violencia de género.

El primer teniente de alcalde, Gerardo Pisarello, se ha
felicitado por haber alcanzado este acuerdo que ha partido de la necesidad de
ajustarse a la hoja de ruta marcada por los concejales de la CUP.

En esta dirección, a petición de los anticapitalistas, la Unidad de apoyo policial de
la Guardia Urbana
de la ciudad no hará las funciones de fuerza antidisturbio como venía
efectuando en la última legislatura.

Pisarello ha detallado que esta medida ya está en vigor en
las callles de Barcelona pero que ahora quedará escrito en el plan director. Esta
modificación de las funciones de la Guardia
Urbana se debatirán en el próximo pleno municipal.

Desde la oposición, CiU y Partido Popular han criticado
amargamente este pacto que tiene la última intención de desactivar la unidad
antidisturbios de la Guardia Urbana.

Estos partidos políticos han calificado de precio irrisorio
lo que acabará pagando la formación de gobierno a la CUP.

Esta fuerza política ha de ratificar en asamblea el acuerdo
alcanzado con el equipo de gobierno municipal de acuerdo a su reglamento
intern
o que se fundamenta en un régimen asambleario en el que se debaten y se
votan todas las decisiones.