Quantcast

L'Albufera luce las velas blancas

Tras el almuerzo todos los
barqueros estaban preparados para iniciar el trayecto hacia el lago. Con los
ojos puestos en el cielo, medio centenar de barcas se disponían en una
imaginaria línea de salida con las velas bajadas, a la espera de la señal. No
tardó mucho. Sobre las 12.00 la sirena que daba inicio a la prueba sonó dando
paso al espectáculo de las velas. Recogidas en la mata, los más experimentados
aprovecharon rápidamente el suave viento que las empujaba hacia la Antina.
Todas las barcas en grupo, provocándose tapadas de viento que entorpecían la
marcha.

Fu en la Antina cuando
algunas barcas, tras la navegación empopada tuvieron sus primeros problemas
para seguir el trayecto hacia la Mansseguerota, muy deteriorada por cierto y
casi inexistente. Unas barcas se abrieron más aprovechando que el viento
empezaba a variar, otras siguieron por el camino más corto y otras ya, con la
dificultad del viento y las nubes acechando decidieron poner rumbo al puerto.

Aguantó, la escasa lluvia y el
viento, con más dificultad en esta segunda parte, pero demostrando las
habilidades de los barqueros en l'Albufera. Una manifestación cultural que
cuenta con un amplio calendario y que hasta el 17 de septiembre acogerá una
veintena de exhibiciones.

La regata de la Federación
se celebrará el 21 de mayo en El Palmar como puerto anfitrión. También en el
mes de mayo, el día 14, la Asociación de Pescadores de Catarroja organizará una
prueba y Silla la del día 28.

Los cuatro sábados de junio
tendrán exhibiciones organizadas por La Asociación de Vela de Catarroja, el día
4; el 11 la Asociación de Pescadores de Catarroja; el 18, la Asociación de Vela
de Sollana y cerrará Silla el día 25.

El mes de julio organizarán
la Asociación de Vela de Catarroja, la Asociación de Pescadores de Catarroja,
la del Perellonet, Silla y El Palmar. En agosto no habrá exhibiciones y a
septiembre la Asociación de Silla organiza las del día 3 y 17. La Comunitat de
Pescadores de Catarroja celebrará la salida de Sant Miquel el día 10 de septiembre.