Quantcast

“Dean”, “Junction 48” y “Do Not Resist” ganadoras en el festival de Tribeca

Lara Malvesí

Nueva York, 21 abr (EFE).- “Dean”, la ópera prima del cómico Demetri Martin, se alzó hoy con el galardón a la mejor película estadounidense del festival de Tribeca, que también premió en el apartado internacional a la cinta germano israelí “Junction 48” y a “Do Not Resist”, en la categoría de mejor documental.

El estreno en la dirección de Martin cuenta con grandes dosis de humor la historia de un joven ilustrador enamorado perdidamente y que lucha porque su padre no venda la casa familiar cuando acaba de morir su madre.

El jurado ha premiado a “Dean”, que se lleva 20.000 dólares, por “ofrecer una perspectiva única sobre la pérdida” y “ser capacidad de equilibrar majestuosamente el humor con el 'pathos”.

Más seria es “Junction 48”, de Udi Aloni, una aproximación al conflicto árabe-israelí a través de un grupo de rap.

Por su parte, el documental “Do Not Resist”, de Craig Atkinston, trata el asunto de plena actualidad en los últimos años en EE.UU. de la violencia ejercida por la propia policía.

La edición número quince del festival tiene más premios que nunca por la división entre las principales categorías para las películas de EE.UU. y las internacionales.

El palmarés de películas “made in USA” lo completan el premio al mejor actor para Dominic Rains por “The Fixer”, el de mejor actriz para Mackenzie Davis (“Always Shine”) y el de mejor guión para “Women Who Kill” que firma Ingrid Jungermann.

En el apartado internacional destacan los premios de interpretación para Alan Sabbagh (“The tenth Man”) y Radhika Apte (“Madly”), el de mejor fotografía para Kjell Vassdal por “El Clásico” y el de guión para los cinco escritores de “Perfect Strangers”, encabezados por Filippo Bologna.

Por otro lado, en esta jornada fue además importante para uno de los cofundadores del festival de Tribeca, el actor Robert De Niro, que se unió al resto del elenco de “Taxi Driver” para celebrar los 40 años de la película dirigida por Martin Scorsese.

“Cuarenta años ya… ¿dónde se han ido?”, bromeó hace unos días en la presentación del festival.

Otro gran protagonista del día fue el legendario futbolista brasileño Pelé, del que se presentó “Pelé: birth of a legend” (Pelé: el nacimiento de una leyenda), de los hermanos Jeff y Michael Zimbalist.

En rueda de prensa, Pelé explicó que lo que más le gusta de la película, que se centra en su infancia y carrera como jugador, en la que ganó tres campeonatos mundiales, es que muestra “la importancia para cualquier persona de creer en uno mismo”.

“Es un mensaje de esperanza para todos los niños, que es lo que representó en los cincuenta y sesenta Pelé para toda la nación”, señaló Jeff Zimbalist, codirector de la cinta junto a su hermano Michael.

Pelé quiso felicitar a los chicos que le interpretan como niño y joven en la película, aunque dijo entre bromas que no son tan “guapos” como era él.

Los directores hicieron un extenso cásting en Brasil para dar con chicos que no solo se parecieran sino también que tuvieran facilidad con el balón y pudieran actuar frente a una cámara.

La cinta arranca con un pequeño Pelé que ve su padre llorar después de que Brasil perdiera en Campeonato mundial y le promete que algún día conseguirá el título para él, una anécdota real, explicó Pelé.

Con el nombre real de Edson Arantes, la leyenda del fútbol se resta crédito y dice no tomarse muy en serio alguno de sus apodos, como “Dios”.

El exfutoblista, de 75 años, anda con la ayuda de una muleta, aunque no ha perdido el sentido del humor y dice que de salud está “quizá no al 100 %, pero sí al 99 %”.

El también apodado en la época como “La perla negra” y “El rey”, se mostró cercano ante los que quisieron saludarle y hasta desenfundó su teléfono móvil de última generación para mostrar algunas imágenes de sus goles más importantes. Cómo si alguien pudiera olvidarlos. EFE

lmi/cd