Quantcast

Caída libre del Barça de Luis Enrique

Ni los expertos ni los más viejos del lugar reconocen qué
ocurre en el equipo que aventajaba hace 15 días de 10 puntos al Real Madrid y
de 9 al At de Madrid.

La intensidad en el juego, la velocidad de balón y el escaso
protagonismo del tridente ofensivo son algunos de los argumentos que se
esgrimen para entender como el vigente campeón de Europa ha perdido cuatro de
los últimos cinco partidos que ha jugado marcando solamente en el Camp Nou ante

el At.de Madrid en Champions y ayer para recortar distancias.

El bajón físico, la ausencia de autoestima y de confianza
son otras razones que pueden explicar los resultados de este mes de abril. El
Barça debe remontarse a 13 años atrás para encontrar una situación similar en
la liga donde sólo ha sumado 1 de los últimos 12 puntos.

De estar sentenciada la liga está ahora abierta y un error
en cualquiera de los cinco partidos que quedan puede apartar al equipo de un título
que parecía ganado antes del
parón de selecciones.

Deportivo, Betis y Granada a domicilio y Sporting de Gijón y
R.C.D.Español en el Camp Nou son los rivales que le quedan a los azulgranas
para acabar la liga. Cinco vic
torias concederían el título aunque los equipos
madrileños ganaran todos sus partidos.

Después de esta semana en la que se juegan los dos primeros
partidos, el Barça tendrá semanas en blanco para dar descanso al equipo. La
semana del 25 de abril el único partido se jugará en Sevilla ante el Betis. La
semana siguiente llegará la visita del rival ciudadano y la semana
del 8 de
mayo, con horario unificado, el Barça viajará a Granada.

7 días después viajará a Madrid para jugar la final de la
copa del rey ante el Sevilla.

De poder ganar tres títulos los azulgranas pueden quedarse
sin la liga y, quién sabe, sin la cop
a.

Luis Enrique no acierta con la explicación sobre lo que está
ocurriendo y los suplentes llevan semanas en las que apenas juegan unos
minutos. No entran en los planes del técnic
o asturiano que sólo utiliza
regularmente a 14 jugadores de una plantilla de 24.

La incertidumbre y la sorpresa rondan a la afición azulgrana
que recuerda al técnico alemán Udo Latek como el último precedente en el que se
escapó una liga que parecía ga
nada.