Quantcast

Carmena cree que Iglesias debería hacer lo posible por un Gobierno de cambio

Madrid, 18 abr (EFE).- La alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, ha apuntado hoy que el secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, debería hacer «lo posible» por conseguir un Gobierno de cambio que permitiera cerrar el ciclo del PP, partido al que, a su juicio, le vendría «muy bien» pasar a la oposición.

«Me parece a mí que todas las personas que están en este momento con la capacidad de llegar a un acuerdo deberían hacer lo posible por conseguir un gobierno de cambio, que nos permitiera a todos tener la constatación de que se ha cerrado un ciclo», ha contestado la alcaldesa de Madrid en un desayuno informativo organizado por Europa Press.

En presencia del número dos de Podemos, Íñigo Errejón -además de otros representantes políticos como la presidenta madrileña, Cristina Cifuentes- la alcaldesa ha respondido así sobre si el secretario general de Podemos debería «facilitar» un Gobierno del PSOE.

Según Carmena, también al PP le podría ir «muy bien» ese cambio político porque le permitiría tomar distancia para la «reflexión».

«Cuando se está en primera línea se tiene más dificultad para analizar la realidad, se lleva mucho tiempo con una visión a partir de la cual se está trabajando día a día», ha apostillado.

La alcaldesa se ha declarado «malísima» para anticipar el futuro político aunque ha considerado, desde su experiencia, que «siempre hay tiempo para llegar a un acuerdo», incluso en el «último minuto», y ha recordado su postura de constituir un Gobierno de cambio que evite otras elecciones.

Ha recordado además Carmena que en el Ayuntamiento se han alcanzado muchos acuerdos de última hora, algunos incluso «por unanimidad».

La alcaldesa de Madrid ha considerado que, «en principio», sí le parece razonable que Podemos e IU concurran juntos a las elecciones por tener «similitudes», aunque ha apostado por «frentes amplios» o «partidos instrumentales» en los que se desdibujen las militancias y se vaya más allá de la «mera adhesión de sumas».

Y ha pedido también reflexionar sobre nuevas maneras de representación «más propias de frentes que de partidos clásicos».

Carmena -que lideró la candidatura en que confluyeron Podemos, la plataforma municipalista Ganemos, Equo y un sector de Izquierda Unida- ha admitido «conflictos» en su equipo de Gobierno y los ha atribuido a las «tensiones» que muchas veces hay en los equipos humanos.

No hay ningún avance -ha dicho- sobre la posibilidad de que se integre en el Gobierno municipal el PSOE, una formación a la que ha dicho estar agradecida, y ha reiterado que en el caso de que esa decisión se tome deberá refrendarse en una consulta «abierta a toda la ciudadanía» que «va a ser muy interesante».

Durante su intervención, la alcaldesa ha defendido la labor de su equipo de Gobierno para dar la «mejor salida» a todos los proyectos urbanísticos de la capital y ha considerado que los inversores ya no tienen «miedo» al Gobierno de Ahora Madrid sino que han forjado una relación de «respeto» mutuo y confianza.

«Sinceramente yo creo que sí (se han disipado los recelos) y los datos objetivos creo que lo confirman, pero más que los datos me gustan las miradas. Muchísimos de ustedes han venido a nuestros despachos y lo único que no nos tienen es miedo», ha asegurado hoy Carmena.

Uno de los retos de la legislatura que ha desvelado hoy es contar en 2019 con 4.000 viviendas sociales más que las que hay ahora, un objetivo que pretende concretar comprando casas a los bancos y con nuevas construcciones a partir de septiembre.

Partidaria de garantizar el acceso a la vivienda a todas las personas que la necesitan, Carmena ha dicho que después de 20 años en que los gobiernos anteriores -del PP- han «liquidado» el «enorme patrimonio» de Madrid, el Ayuntamiento debe esmerarse en ampliar el parque de vivienda pública.

La problemática de la suciedad de las calles de Madrid, que según la alcaldesa se está resolviendo, ha dejado la anécdota del día: el anuncio de una «enorme» campaña de multas para quienes no recojan los excrementos de sus perros, unas sanciones económicas que podrán sustituirse por trabajar en la limpieza de las calles de Madrid los sábados o los domingos de 9.00 a 14.00 horas. EFE

lvp-eaf/jlg