Quantcast

Exdirector Mossos admite que Quintana «solo» pudo ser herida por la policía

Barcelona, 18 abr (EFE).- El exdirector de los Mossos d'Esquadra Manel Prat ha admitido hoy por primera vez que la herida que dejó tuerta a Ester Quintana «solo pudo ser causada» por una actuación policial, y ha lamentado que Interior no tenga pruebas para determinar quién le disparó y con qué tipo de proyectil.

Prat, que dimitió en mayo de 2014 con Ramon Espadaler ya al frente de la conselleria, ha declarado hoy como testigo en el juicio que se celebra en la Audiencia de Barcelona contra un subinspector y un escopetero de los Mossos acusados de reventar el ojo a Quintana por el disparo de una pelota de goma tras la manifestación por la huelga general de 14 de noviembre de 2012.

El exdirector de los Mossos, que hasta ahora se había resistido a asumir que Quintana resultara lesionada por la actuación de los agentes, ha reconocido hoy que, por el «tipo de herida», la lesión solo podía haber sido causada por un dispositivo policial y ha afirmado que él mismo indicó a los servicios jurídicos que iniciaran los trámites para conceder una indemnización a Quintana.

Tras admitir que los Mossos d'Esquadra no «han hecho suficientemente bien» la investigación para determinar el arma y el autor del disparo que lesionó a Quintana, Prat ha asegurado que «la única razón» que movió a Interior desde el primer momento es «averiguar la verdad».

En ese sentido, ha lamentado «profundamente» las «demasiadas versiones diferentes» que ha ido dando sobre los hechos el Departamento de Interior, que en 2012, con Felip Puig al frente, apuntó a que Quintana podía haber resultado herida por un artefacto lanzado por los propios manifestantes. EFE

rg/rq/jlg