Quantcast

'Papeles de Panamá': El nuevo 'jardín' del Gobierno se llama José Manuel Soria

No han sentado nada bien en Moncloa las nuevas revelaciones en relación con el ministro José Manuel Soria y las revelaciones de los 'papeles de Panamá'. Las evidentes contradicciones del ministro de Industria sobre su participación en sus empresas familiares vuelven a poner en primer plano los casos de corrupción con el foco puesto en el Partido Popular. Y la situación vuelve a ser crítica. El Ejecutivo ha pasado de la defensa cerrada de Soria al prudente silencio. Y casi todo el mundo se pone de perfil. El primero, el propio ministro canario que hoy no irá al Consejo de ministros.

Desde La Moncloa se había asegurado durante toda esta semana que Mariano Rajoy había recibido explicaciones directas y claras del ministro de Industria y Turismo sobre su supuesta implicación en los papeles de Panamá y sobre su actividad en las empresas familiares, y había quedado totalmente convencido de su inocencia. En la dirección del PP se mantenía, oficialmente, la misma postura. Este jueves, tras publicarse que el ministro fue también administrador junto a su hermano Luis de la compañía Mechanical Trading Limited, una sociedad en la isla británica de Jersey, considerado un gran paraíso fiscal, la situación varió radicalmente. Los vicesecretarios más jóvenes dijeron que no volvían a dar la cara ante las nuevas informaciones que podían contradecir a las ya explicadas. «Soria no nos contó todo», era la nueva consigna no oficial. 

Hay desconfianza y malestar. Y el reloj de la dimisión -no se le puede cesar porque el Gobierno está en funciones- ya está en marcha una vez que las probables elecciones están muy cerca.

El ministro de Industria, José Manuel Soria, ha disculpado su asistencia a la reunión del Consejo de Ministros de este viernes al encontrarse encerrado en Canarias preparando su comparecencia en el Congreso del próximo lunes. Soria ha excusado su presencia después de las informaciones que se vienen publicando en los últimos días en los que se le relaciona con los denominados papeles de Panamá. Sus numerosas explicaciones no han convencido a los suyos y el titular de Industria tendrá que comparecer el próximo lunes en el Congreso.

Al parecer, la nueva versión que es la que se dará en la comparecencia del lunes defenderá la idea de que su padre fundó la empresa UK Lines. «No lo dije ayer porque vosotros no me lo preguntasteis», respondió a los periodistas. Asimismo, aseguró desconocer si heredó acciones de dicha compañía cuando un día anterior afirmó que «nunca he tenido acciones»

A esta hora en Génova, no son muchos los que respaldaban al ministro. Y en Moncloa optan por el silencio.