Quantcast

Más seguridad para la Sagrada Família

El domingo pasado, a primera hora de la mañana, un hombre
burló los cordones de seguridad de la Sagrada Familia y, frente a la
fachada del Nacimiento, corrió hacia el interior de la Basílica.

Nada tendría de particular a no ser porque el individuo
estaba desnudo y, como se comprobó después, estaba bajo los efectos de los
estupefacientes.

Tres días después de los hechos los responsables del recinto
religioso han decidido blindarlo colocando a su alrededor una valla de dos
metros y medio de altura. De esta manera, se cierra el paso a que se repitan
incidentes como el relatado.

Esta valla ya se ha construido en el tramo de la calle Provenza
y su construcción finalizará a finales de este año. Aumentar la vigilancia es
una consecuencia de la amplísima demanda de visitantes que recibe el templo.:
cada año son cuatro millones de personas las que entran en la Sag
rada Familia.

Esta protección que se colocará paulatinamente alrededor del
templo es habitual en recintos industriales o escolares e, incluso, en la
automoción. La valla que se está perpetrand
o es de hierro y no permite ni la
escalada ni el paso de objetos más allá de un cable.

La junta eclesiástica que rige los destinos de la Sagrada Familia ha dejado claro
que, si bien no se han recibido amenazas terroristas, se deben incrementar las
medidas de seguridad por lo que a los turistas se les revisarán exhaustivamente
sus bolsas, sus mochilas,
sus equipajes y toda suerte de objetos personales que
puedan ser susceptibles por los vigilantes de contener material peligroso.

Mientras tanto, los vecinos de la Sagrada Familia siguen
reclamando al equipo m
unicipal que se limite el espacio para el templo y que se
aumenten las zonas peatonales.

Alrededor de la
Basílica los miles de visitantes que, a diario, hacen colas,
toman fotografías y ocupan el espacio ciudadano sin contemplaciones impide la
vi
da cotidiana de estos vecinos.

De momento, el equipo de Ada Colau trabaja con un primer esbozo
que contempla que se cierre al tráfico la calle Marina, la que da a la fachada
del Nacimiento. Si se acaba aprobando esta medida los vecinos ya ganarían
amplitud de espacio para circular con más fluidez en su área de influencia.