Quantcast

El motivo por el que la ropa no te queda igual en la tienda que en casa

Seguro que alguna vez te ha pasado eso de ir de tiendas y tener un auténtico flechazo por una prenda de ropa… Pasas al probador y al ponértela, compruebas que te queda genial y no dudas en llevártela. Sin embargo, cuando llegas a casa y te la vuelves a probar, compruebas que no te sienta igual de bien.

Si te sientes identificado/a con esta situación, seguro que te interesará leer de qué va este interesante experimento que ha terminado convirtiéndose en viral. Y es que, efectivamente, lo que viene a demostrar es que la culpa es de las tiendas, o más bien de los probadores, que nos 'engañan'.

Quien está detrás de este experimento es una joven rusa, redactora en Adme.ru. Para demostrar que la ropa siempre sienta mejor en la tiendas que en casa, se fotografió con la misma ropa en 11 probadores diferentes, y comparó las imágenes con una que se había tomado en casa.

En dichas imágenes, se puede comprobar que siempre se ve más favorecida en los probadores pero, ¿cuál es el motivo? Pues tan simple como que tanto el espacio como la iluminación de los probadores de ropa está estudiado hasta el más mínimo detalle para que esto ocurra, tal y como denuncia lo joven con sus fotos.