Quantcast

Rossy de Palma: «Lo de 'chica Almodóvar' me sienta cada vez mejor»

Hay muchas actrices españolas, pero ninguna puede igualarse a Rossy de Palma. Todos la admiran, todos se ríen con ella. Tiene construido en sí misma todo un mundo peculiar y característico que no pasa desapercibido ni aunque solamente apareciera un segundo por la gran pantalla. Lo eclipsa todo, tanto con sus papeles como con su naturalidad de frente a frente. 

Ya no es solo una 'chica Almodóvar'. Es toda una veterana de las películas del manchego y en 'Julieta' sus apariciones prometían no dejar indiferente a nadie. Y eso que parece que no es lo que la mallorquina perseguía. Ni mucho menos. Su personaje es tradicional a la par de crudo. Es excelente hasta el punto de que se echa de menos que no aparezca más a lo largo de la historia. Una interpretación dentro de un drama que aporta aún más drama, pero que ni por esas…

Cuando aparecías por la pantalla en el cine se pudieron escuchar risas de algunas personas (en el pase de prensa), incluso arrancaste sonrisas, y eso que no es una película de humor…

Rossy: ¡Ya no tengo ni que hacer nada! (jajajaja) Quizá sean las expectativas de que ese personaje traiga algo de humor. Bueno sí, pero no.

Inma Cuesta: Uno no puede ir a ver una película, un espectáculo o escuchar un disco con el bagaje de esperar algo concreto. Tú tienes que ir virgen, a corazón abierto, a ver lo que te ofrecen. Yo me acuerdo perfectamente con Javier Cámara cuando hacía '7 vidas' y lo vi en el cine con una película de Medem y no tenía un personaje cómico, pero la gente se reía y a mí me sentaba tan mal… A veces no vas virgen y aparece Rossy de Palma y ya crees que te tienes que reír. 

Rossy: Vale más reírte con ella que de ella, que tiene un carácter muy chungo. 

Su primera aparición en el mundo del cine fue en 'La ley del deseo', de la mano del manchego, al que conoció «porque él venía al bar donde hacíamos conciertos y yo trabajaba para ganarme un dinerillo. Todos mis compañeros iban detrás de él en modo acoso del genio, pero yo pensé en seducirle a distancia. Quise ir a un casting de 'Matador' y ahí es ya cuando nos conocimos», cuenta como bonito recuerdo que es. Pero la oportunidad le llegó «vestida con los propios vestidos que me hacía yo y mis joyas», así que no fue hasta 'Mujeres al borde de un ataque de nervios' cuando Rossy de Palma no sintió «lo que era de verdad el trabajo de actriz»

Eres toda una veterana de las 'chicas Almodóvar', ¿te sientes una superviviente entre todas ellas?

Bueno, bueno. ¡Eso de 'chica Almodóvar' se lo inventaron vuestros ancestros! (Jajaja). La verdad es que a mí lo de chica cada vez me sienta mejor. Nunca me ha sentado mal eso, pero es verdad. Esto es una familia de muchas chicas y todas las que vienen y vendrán bienvenidas sean.

¿Cuál es el recuerdo más bonito que tienes de trabajar con Chus Lampreave?

Muchos, muchísimos, maravillosos. Fuera también tengo muchísimos, de la vida y de todo. Es que era una mujer que lo hacía todo tan natural, cualquier cosa que le pedías… El momento famoso de los pimientos lo ensayamos todo en la casa de su hermana y cuando lo grabamos era una réplica de esa cocina, nos comimos toda la comida y la que dictaba era la madre de Pedro. '¿Cómo era eso que dice usted del régimen?'… 'Ah, sí, que ya estás otra vez con eso del adelgazamiento', le decía a su hijo, era una fuente de papel. Y Chus Lo cogía todo al vuelo, imagínate que Pedro le dice que tiene que buscar los pimientos en vez de en la encimera de la cocina, pues en el reloj. Otra hubiera dicho algo como… ¿Perdona? Ella no. Era una genio. 

Michelle Jenner, Rossy de Palma e Inma Cuesta. Sus nombres inundan de simpatía a la cruda 'Julieta', de eso no cabe duda. Y eso que es difícil, muy difícil. «Estamos cansadas, pero felices», dicen las tres al unísono. 

Aunque son secundarias, su peso sostiene muchísimo la película. Sin ellas no se entendería nada. «Yo he hecho mucho reparto y protagonista. No hay personajes pequeños en una historia porque es un puzle y cada pieza es importante, si falta cualquiera de nosotras que estamos aquí entonces es mucho más complejo. Yo que he hecho las dos cosas te digo que construir un personaje desde los momentos más pequeños que hacer un protagonista es más complicado. Yo estuve mucho tiempo tomando clases, que a mí me encanta dibujar, tengo esa parte creativa, conocí a Miquel Navarro… Todo para mi papel de Ava, aunque eso no se cuenta en la película. El mayor reto para mí era interpretarla de mayor y de joven, era muy complicado de llevar a cabo. Era todo un reto y a mí me encantan los retos», cuenta Inma Cuesta

«Jenner es uno de los personajes más luminosos en toda la oscuridad que hay, que no quiere decir que no haya tenido una etapa así, pero digamos que ya está en otro lugar», añade Rossy mientras la joven actriz asiente. 

Y el ambiente tampoco cambia cuando se les pregunta por la tormenta que existe sobre Pedro Almodóvar en estos momentos después de aparecer su nombre en los 'Papeles de Panamá'. A pesar de lo incómodo que puede llegar a ser, Rossy de Palma es la única que se moja un poco más con el tema sin ponerse tensa. «Estamos aquí para hablar de nuestros personajes, de la película. Te diría muchas cosas que no vienen al caso y que a lo mejor me sentiría mejor después de decirlas, pero no», dice la actriz. 

Solo tienen palabras bonitas para el manchego. «Fascinante, divertido, su sentido del humor es lo que más me ha llamado la atención», le define Jenner. El resto asiente también. 

Las redes sociales ya hablan de que 'Julieta' se llevaría el Goya e incluso el Oscar…

Rossy: ¡Yo también apuesto por ella para todo!