Quantcast

El Gobierno de Móstoles discrimina a los colegios concertados según el PP

La concejal del PP, Mirina Cortés, ha acusado al Gobierno de David Lucas de discriminar a 600 alumnos de los centros concertados en los talleres programados contra la violencia de género, al no conceder a estos jóvenes la oportunidad de participar en igualdad de condiciones. En la programación dirigida a los escolares, más de 600 alumnos de centros concertados de tercero y cuarto de la ESO y Bachillerato, se han visto discriminados porque no han podido acceder a los talleres que se presentaron como una gran apuesta del gobierno Tripartito en este curso académico.

Durante la etapa del PP en el Gobierno Municipal, los programas de sensibilización siempre han estado abiertos en condiciones de igualdad a todos los alumnos escolarizados en centros sostenidos con fondos públicos, es decir a públicos y a concertados. La concejal del Grupo Municipal Mirina Cortés ha declarado que «La verdadera apuesta de este gobierno ha sido sembrar la desigualdad y la discriminación que antes no existía con estos programas».

«El Gobierno que presume de trabajar para alcanzar una sociedad más justa, más igualitaria elabora unas actividades y talleres gratuitos dirigidos a los centros escolares públicos, discriminando a los concertados», dice la nota enviada a los medios.

Cortés ha señalado que «no entiendo que una concejal de oposición de Ganar Móstoles se arrogue competencias de gobierno asistiendo a una reunión técnica a la que habitualmente asisten sólo representantes de centros escolares públicos y concertados y no políticos, para explicar el programa contra la violencia de género y detallar que eran gratuitos para los públicos pero no para los concertados».

Ante esta situación Mirina Cortés ruega al Gobierno que «deje a un lado el sectarismo que sólo conduce a crear fracturas en la sociedad, dividir a la sociedad; porque para acabar con la exclusión social, desarrollar políticas de igualdad, para erradicar la terrible lacra social que supone la violencia de género, sólo puede conseguirse con el esfuerzo, el compromiso y la voluntad de todos y todas». Y el mejor caldo de cultivo para fomentar este tipo de valores está en las aulas, en todas.