Quantcast

Más de 4.000 personas asistieron a la Procesión del Encuentro en Móstoles

Siete años después de obtener el título de fiesta declarada de Bien de Interés Turístico Regional, Móstoles ha vuelto a demostrar la importancia y calado que tiene la Procesión del Encuentro en la Comunidad de Madrid. Más de 4.000 mostoleños y visitantes de otras ciudades se reunieron el Domingo de Resurrección en la glorieta de Cuatro Caminos para asistir al encuentro entre la Virgen de la Soledad y Cristo Resucitado.

A las 10:30 horas ambos pasos salían de sus templos: la Virgen de la Soledad de la Parroquia de Nuestra Señora de la Asunción a hombros de los costaleros de la hermandad, donde se venera la imagen durante todo el año, y desde la Ermita de Nuestra Señora de los Santos la imagen de Cristo Resucitado, portada por los costaleros de la Cofradía de Jesús Nazareno, donde el Viernes Santo había finalizado su procesión el Cristo Yacente después de despedirse de la talla mariana, simulando el entierro del Señor.

Ambos pasos, con recorridos muy cercanos, bajaron hasta la glorieta de Cuatro Caminos aunque los recorridos ofrecían un ambiente distinto: mientras que Cristo Resucitado y sus costaleros bajaban con alegría al encuentro de la madre con pasos muy marcados y alegres, la virgen y sus costaleros bajaron al encuentro todavía de negro, con los verdugos en la cabeza en señal de luto por la muerte del Señor.

A las 11 horas, ambas imágenes pasaron por los arcos floridos de romero y frutas en la glorieta de Cuatro Caminos, la virgen desde la calle del Cristo y el Resucitado desde la calle Juan XXIII. Una vez dentro de la plaza, los costaleros echaron tres veces al suelo ambos tronos simulando el saludo entre la madre y el hijo, siendo en este tercero cuando los costaleros marianos se descubren las cabezas y la virgen pierde su luto brillando con su manto blanco.

A continuación el capellán de la hermandad, Miguel Medina, hizo una oración y recordó a Andrés López Salinero, más conocido en Móstoles como 'El Sacristán', quien preparaba este encuentro todos los años. Una vez finalizada la oración, las dos imágenes pasaron por el arco doble situado en la avenida Dos de Mayo y siguieron su camino hacia la plaza del Pradillo, donde se celebró la Santa Misa al mediodía con cantos de alegría y un sonado 'Gloria' gracias al repique de las campanas de ambos tronos y las que portaban los monaguillos anunciando la Resurrección de Cristo.

A la misa y a la procesión acudieron la primera teniente de alcalde, Jessica Antolín, la concejal de Medio Ambiente, Servicios Generales y Festejos, Noelia Posse, el concejal popular y diputado en la Asamblea de Madrid, Daniel Ortiz, y los concejales populares Elena López, Alberto Rodríguez de Rivera, Mirina Cortés y Mercedes Parrilla.

Una vez finalizada la misa, las dos imágenes siguieron su recorrido, despidiéndose ambas en la Fuente de los Peces, donde la imagen de Cristo Resucitado volvió a la ermita, donde es venerado todo el año, y la Virgen de la Soledad a su iglesia, donde lucirá su manto blanco de alegría hasta el día de Pentecostés cuando finalice la Pascua.

Esta fiesta, que es de Bien de Interés Turístico Regional, se celebra en la ciudad desde hace más de cien años, ya que en 1908 el historiador Juan de Ocaña ya recoge esta festividad como una de las más importantes a lo largo del año en la Villa de Móstoles.

Fiesta declarada de Bien de Interés Turístico Regional

El 2 de septiembre de 2010 la Comunidad de Madrid declaró la Procesión del Encuentro del Domingo de Resurrección y los actos litúrgicos de las fiestas patronales de septiembre Bien de Interés Turístico Regional debido a la antigüedad de las celebraciones, así como por la afluencia de público que acude a dichas procesiones.

Desde 2011 la Semana Santa de Móstoles ha tomado más repercusión mediática y que ha traído por consiguiente más visitantes durante las procesiones de Semana Santa, siendo en los dos últimos años miles las personas que acompañan cada día a los pasos y penitentes en las procesiones.