Quantcast

Desavenencias entre Junts pel sí y la CUP

 Tres meses después del pacto entre las fuerzas soberanistas
que sirvió para que pudiera ser investido como President de la Generalitat, Carles Puigdemont,
y para que se formalizara un gobierno en Catalunya, han aparecido las primeras
diferencias entre Junts pel sí y la
CUP
.

Mientras la formación de extrema izquierda pretende que los
presupuestos de la
Generalitat giren más a la izquierda, sean más sociales, los
miembros del Govern han pedido
a esta formación que haga un esfuerzo para salir
adelante con estas cuentas que son las que permiten las arcas de la Generalitat.

También los diputados de la CUP son partidarios de acelerar la desconexión
con España
. Desde Junts pel sí se asegura que se están siguiendo los plazos que
se habían marcado en el acuerdo de investidura y que es imposible acelerar el
proceso hacia la independencia de Catalunya.

El coordinador general de Democracia i Llibertat en el
Congreso de los Diputados, Francesc Homs, ha recordado a los diputados de la
formación anticapitalista que hay que respetar los acuerdos y que no se puede
pedir pisar más el acelerador en la acción de gobierno.

Desde la oposición, el dirigente democristiano Ramon
Espadaler
y la portavoz de los socialistas catalanes, Eva Granados, han
coincidido en que Junts pel sí y la
CUP ya han trasladado a las instituciones sus desavenencias.

La portavoz socialista, Eva Granados, ha incidido en que en
relación a la admisión a trámite de la
CUP que pide concretar la desconexión con España el PSC
insiste en que no sabe qué es lo que está pasando en Catalunya.

El PSC reprueba públicamente las actitudes de los socios del
Govern que, a su entender, e
stán llevando a la Generalitat, a
Catalunya  y a los catalanes a un callejón
sin salida.

Los socialistas catalanes detallan la necesidad de aprobar
una reforma en clave federal de la Constitución para satisfacer las ansias de
autonomía de Catalunya.