Quantcast

El PPCV aún confía que los nueve ediles entreguen el acta a la que se aferran

Valencia, 29 mar (EFE).- Los nueve concejales del PP en el Ayuntamiento de Valencia investigados por blanqueo y suspendidos cautelarmente de militancia por ello pretenden mantener sus actas y que todo siga «exactamente igual» que hasta ahora, aunque la dirección regional del partido aún espera que las entreguen.

Los ediles expedientados pretenden seguir trabajando en la sede del grupo municipal, sentarse en la bancada reservada a los populares en el hemiciclo, asistir a las reuniones de las comisiones informativas y acatar la disciplina de voto que marque el nuevo portavoz y único edil no imputado, el independiente Eusebio Monzó.

Así seguirá «todo exactamente igual», según ha dicho hoy Alfonso Novo, quien se ha reafirmado en que los estatutos del partido marcan que no hay que renunciar al acta hasta que se abra juicio oral.

Novo ha lanzado estos mensajes antes de acudir por última vez a la Junta de Portavoces previa al pleno del próximo jueves, donde Monzó ya ejercerá como portavoz del PP.

Este es el único edil del grupo popular no investigado en la pieza separada del caso Imelsa por un supuesto delito de blanqueo y que también afecta a varios asesores de este grupo municipal.

Novo ha comunicado al alcalde, Joan Ribó, el estado en que queda el grupo popular tras la decisión de ayer del Comité nacional de Derechos y Garantías de suspenderles de militancia, y este ha dicho que «vale, que ya lo conocía» desde ayer por los medios de comunicación.

Ribó ha señalado que lo sucedido en el PP con este asunto le recuerda a una frase de «El Gatopardo» («Que algo cambie para que todo siga igual») pues a su juicio no cambiará «nada» en la práctica en la vida municipal.

El alcalde ha señalado a la presidenta del PP de la Comunidad Valenciana (PPCV), Isabel Bonig, que pidió a los concejales que dejaran el escaño, como la gran «damnificada» con la decisión anunciada ayer pues ha quedado «desautorizada por unos y por otros».

Sin embargo, el presidente de la gestora del PP de Valencia, Luis Santamaría, ha manifestado que la dirección regional del PPCV sigue esperando que los ediles investigados y expedientados entreguen su acta.

Según Santamaría, la petición de entrega del acta que la dirección del PPCV formuló por carta la semana pasada a los ediles no se suspende por el hecho de que el Comité les suspendiera ayer cautelarmente de militancia. El plazo de diez días hábiles marcado en esa carta empiezan a contar desde mañana.

«Lo que está sucediendo simplemente es un trámite dentro del expediente informativo abierto por la dirección nacional del partido. El primer paso es la suspensión de militancia a petición propia», ha explicado.

El líder del PP, Mariano Rajoy, espera que los tribunales acaben resolviendo que «no ha habido nada» en el caso de supuesto blanqueo de dinero en el partido en Valencia y los concejales investigados por el juez y desde ayer suspendidos de militancia «puedan volver» a esta formación política.

Rajoy ha asegurado que no sabe si el partido había pedido a los concejales que renunciasen a su acta de concejal, cosa que no han hecho, y no ha querido «adelantar acontecimientos» al ser preguntado si la exalcaldesa Rita Barberá será también suspendida de militancia si finalmente adquiere la condición de investigada en este asunto.

También ha admitido no conocer «al detalle» la instrucción del expediente informativo que ha abierto su partido y ha asegurado no saber de dónde venía el dinero que supuestamente han blanqueado los concejales valencianos.

El líder del PSOE, Pedro Sánchez, se ha referido también a este tema para declarar: «Qué gran hipocresía que se suspenda de militancia a todos los concejales del Ayuntamiento de Valencia, pero se mantenga de senadora a quien ha sido la cabeza visible de ese ayuntamiento».

También sobre Barberá han hablado el alcalde de Valencia, Joan Ribó (Compromís), y su primer teniente de alcalde, Joan Calabuig (PSOE), pues para ambos es la principal responsable de todo lo que sucedió en el grupo popular y resulta «muy grave» que esa suspensión de militancia no le afecte por ahora, algo que para el socialista se justifica en que el PP intenta «esconderla y protegerla».

Para el president de la Generalitat Valenciana, Ximo Puig, lo que ha ocurrido con estos ediles «es una posición un tanto cínica, porque se mantienen dentro del grupo popular». EFE

lb-cbr-jmm/mcm