Quantcast

Unicef: Cada día al menos seis niños yemeníes mueren o resultan heridos

Ginebra, 29 mar (EFE).- Al menos seis niños yemeníes murieron o resultaron heridos diariamente en el último año en el conflicto que asuela el país, según un informe de Unicef que recuerda que esta cifra es siete veces mayor que antes de que comenzase la contienda.

En total, Unicef ha registrado más de 900 niños asesinados y más de 1.300 heridos, aunque advierte de que estos números «deben ser la punta del iceberg», dado que sólo son las cifras que la entidad ha podido verificar.

Según explicó a los medios en una teleconferencia el representante de Unicef en Yemen, Julien Harneis, la ciudad de Taíz es donde se registraron la mayoría de las muertes, ya que allí persisten violentos ataques y los niños son «víctimas colaterales de los francotiradores y de la artillería».

Otra de las áreas más perjudicadas es la gobernación de Sada, en el norte del país, que sufre intensos ataques aéreos.

Asimismo, la agencia de Naciones Unidas ha contabilizado 848 casos de niños reclutados para combatir «con los dos bandos en conflicto».

Según Harneis, en muchas zonas del país llevar armas «es un signo de masculinidad», por lo que hay una «expectativa social de que estos jóvenes tienen que unirse a los grupos armados para defender los intereses de su comunidad».

Pero el representante de Unicef alertó de que si anteriormente la edad media de los menores reclutados era de 15 o 16 años, actualmente se pueden observar casos de niños de hasta 8 años de edad.

Además, la intensificación del conflicto ha vuelto aún más complicada la situación económica del país, que ya era el más pobre de la región, por lo que la afiliación de los hijos varones a un grupo armado supone una salida económica para muchas familias sin recursos.

Concretamente, el PIB del país ha caído un 28 % en el último año.

Por otra parte, el funcionario internacional denunció el maltrecho estado de las instalaciones sanitarias que, según los últimos datos de Unicef, han sufrido unos 63 ataques.

Estos ataques afectan especialmente a los menores de edad, dado que se restringe el acceso al agua potable y al saneamiento, lo que se convierte en fuente de enfermedades contagiosas a las que los niños son especialmente vulnerables.

Asimismo, la organización estima que el impacto de la guerra en la sanidad ha costado la vida a 10.000 menores de cinco años en el último año, además de los 40.000 que mueren al año en el país por enfermedades evitables.

Además, cerca de 10 millones de menores, el 80 % del total, necesitan asistencia humanitaria urgente.

De ellos, unos dos millones sufren la amenaza de la diarrea y unos 320.000 están en riesgo de padecer malnutrición severa, de los que Unicef tan sólo ha podido asistir a 200.000.

«El impacto de este conflicto entre los niños es tan grande que las agencias humanitarias por si solas no podemos cubrir todas las necesidades de la población», dijo Harneis.

«La única solución a este problema y para los niños es la negociación del final del conflicto, y esperemos que pronto», concluyó. EFE