Quantcast

La emotiva carta de una superviviente de Bruselas al bebé que lleva en el vientre

Sneha y Sameep Muhta, una pareja residente en Amberes, acababan de llegar al aeropuerto de Bruselas cuando se produjeron los atentados del pasado 22 de marzo. La mujer, embarazada de 16 semanas, sobrevivió junto a su marido. 

Entre escombros y fallecidos a su alrededor, la pareja abandonó el aeropuerto y cogieron un taxi para llegar al hospital lo antes posible y comprobar el estado de su bebé. 

La ecografía confirmó que el feto estaba bien y parecía feliz, chupándose el dedo pulgar ajeno a lo que estaba ocurriendo en el exterior, tal y como contó Sneha a los medios.

Cuando llegaron a su vivienda en Amberes, la mujer sintió la necesidad de escribir a su bebé, del que aún no saben si será niño o niña. Tal y como cuenta Sneha, el bebé leerá la carta cuando sea mayor.

«Hola cariño, no sé si ya te lo habremos contado en persona, pero cuando tan solo tenías 16 semanas, mamá y papá vivieron la explosión del aeropuerto de Bruselas. Y no importa en qué punto se encuentre la humanidad hoy, tan solo quería decirte que la vida es maravillosa, y el mundo está lleno de gente increíble.

No solo diste a mamá y papá fe y una razón para vivir, diste un sentido y ánimos como nunca antes habíamos tenido. Me sentí más viva que nunca, y comprendí que debía protegerte, así que supe tranquilizarme, serenarme y tuve la certeza absoluta de que iba a sobrevivir.

Cuando llegamos a la sala de Urgencias del Hospital SInt-Augustinus y te vimos inconsciente de todo lo que estaba sucediendo, chupando tu dedito, a través de la ecografía, haciendo tus peculiares acrobacias, todo el odio y la angustia por el ataque terrorista se evaporó.

Deseo con todo mi corazón que nazcas en un mundo mejor, y si no, espero que hagas todo lo posible para conseguir que así sea. Eres lo más preciado que tenemos, y te has convertido en todo un héroe hoy. Creo que el mundo ha puesto tanto amor y esperanza en tu camino que debes devolver toda esa bondad a la inversa.

Espero que te mantengas igual de sano y valiente.

Te amamos más de lo que las palabras pueden expresar.

Mamá y papá.«