Quantcast

Las siestas de más de 40 minutos pueden ser malas para la salud

¿Eres de [email protected] que le gustan las siestas después de la comida y que [email protected] que la alargan más de la cuenta? ¡Ojo con ello! Según un estudio presentado por un grupo de cardiólogos de Estados Unidos, la duración extensa de estas podría llevar a las personas a desarrollar síndrome metabólico, es decir, una serie de problemas que afectan de manera indistinta al organismo.

El Colegio Americano de Cardiología apunta como «peligrosas» las siestas de 40 minutos o más, ya que consideran que pueden desarrollar una presión arterial elevada, colesterol alto, exceso de azúcar en sangre y mayores posibilidades de padecer una enfermedad cardíaca.

Después de analizar los comportamientos de más de 300.000 personas, el doctor Yamada, de la universidad de Tokio (Japón), comprobó como el riesgo de padecer síndrome metabólico disminuía cuando las siestas eran inferiores a los 30 minutos. En cambio, los individuos que lo hacían durante más allá de 40 minutos, el riesgo se elevó significativamente, especialmente en posibles infartos y desarrollo de enfermedades como la diabetes. 

En los casos más graves, según este experto en diabetes japonés, dormir la siesta durante hora y media podría provocar un aumento del riesgo del 50%, es decir, en niveles similares de tener mucho cansancio durante el día.

Para evitar posibles daños, los expertos abogan por «pequeños descansos» de 20 o 30 minutos que permiten relajar todos los músculos del cuerpo y que no dejan aturdido al organismo durante tanto tiempo de forma prolongada.