Quantcast

Kerry llega a Rusia para hablar de Siria tras los atentados en Bruselas

Moscú, 23 mar (EFE).- El secretario de Estado norteamericano, John Kerry, llegó hoy a Rusia para abordar con el jefe del Kremlin, Vladímir Putin, la marcha del proceso de paz en Siria y el conflicto de Ucrania después de que el grupo yihadista Estado Islámico (EI) perpetrara atentados en Bruselas.

«Hay una serie de temas que son prioritarios: el proceso de arreglo sirio y el cumplimiento de los Acuerdos de Minsk» en Ucrania, dijo Dmitri Peskov, portavoz del Kremlin, horas antes de que Kerry aterrizara en la capital rusa procedente de Cuba.

No obstante, los atentados suicidas del martes contra el aeropuerto y el metro de Bruselas, que han causado una treintena de muertos, centrarán inevitablemente la atención durante la reunión que Kerry mantendrá mañana, jueves, con Putin y su colega ruso, Serguéi Lavrov.

Putin, que abogó en septiembre del pasado año en la ONU por forjar un amplia coalición internacional antiterrorista, manifestó que los últimos atentados «demuestran por enésima vez que el terrorismo no conoce fronteras y amenaza a los pueblos de todo el mundo».

«La lucha contra este mal exige la más estrecha cooperación internacional», subrayó y, de hecho, ya trató este asunto con el ministro de Exteriores alemán, Frank-Walter Steinmeier, quien se encuentra también de visita en Moscú.

Por su parte, Washington vincula los dramáticos ataques terroristas en la capital belga con la amenaza global que representa el EI y aseguró que Kerry está interesado en escuchar la opinión de sus interlocutores rusos.

De hecho, el Departamento de Estado advirtió sobre la posibilidad de nuevos atentados en Europa, especialmente en zonas turísticas, restaurantes, nudos de transportes e instalaciones deportivas.

La visita tiene lugar después de que Putin ordenara hace una semana la retirada del grueso de las fuerzas rusas de Siria, decisión consensuada con el presidente sirio, Bachar al Asad, que sorprendió a la Casa Blanca, según la prensa internacional.

Kerry quiere saber si esa decisión significa un cambio de postura del Kremlin, toda vez que el cumplimiento del alto el fuego acordado por Moscú y Washington con Damasco y la oposición siria va mucho mejor de lo esperado.

Al respecto, ambas partes mantienen discrepancias sobre las violaciones de la tregua, ya que Washington acusa de ello al régimen de Al Asad y Moscú a las milicias rebeldes, y sobre la forma de garantizar su cumplimiento.

En vísperas de la llegada de Kerry, Rusia instó a EEUU a acordar cuanto antes unas normas generales de reacción en caso de violaciones de la tregua y advirtió de que comenzará a actuar de manera unilateral si Washington no atiende a razones.

«La dilación de la entrada en vigor de normas consensuadas para reaccionar a las violaciones del alto el fuego es inaceptable. Como resultado de ataques y provocaciones cada día mueren civiles», declaró el jefe de la Dirección Operativa del Estado Mayor General de las Fuerzas Armada de Rusia, el general Serguéi Rudski.

Kerry también abordará con los dirigentes rusos la hoja de ruta de la transición política en el país árabe que debe resultar de las actuales negociaciones de paz y la postura del Kremlin sobre Al Asad, ya que EEUU insiste en que éste no puede formar parte del futuro de Siria.

Según medios rusos, una de las variantes que barajan ambos países es convertir a Siria en una federación, para lo cual primer paso fue dado por los kurdos que controlan varios enclaves en el norte de Siria, territorio que es conocido como el Kurdistán Occidental.

El mediador de la ONU, Staffan de Mistura, destacó que la visita de Kerry a Moscú puede influir positivamente en las negociaciones entre Damasco y los rebeldes en Ginebra, y expresó su confianza en que éstas «sean productivas».

En cuanto al conflicto ucraniano, el proceso de paz está estancado, responsabilidad que recae en Ucrania, según Rusia, que acusó ayer a Kiev de negarse a aceptar la convocatoria de elecciones locales en las zonas bajo control de los separatistas prorrusos en las regiones de Donetsk y Lugansk.

Rusia, que denunció hoy la movilización de «unidades militares adiestradas por la OTAN» en el frente por parte de Ucrania, insta a EEUU a presionar a Kiev para que reforme la Constitución y conceda un estatus especial a los rebeldes prorrusos.

Mientras, EEUU alerta sobre «el drástico aumento» de las violaciones del alto el fuego desde principios de año y se mantiene en sus trece al exigir a Rusia que deje de apoyar militarmente a los separatistas.

Kerry también insistirá en demandar la liberación inmediata de la piloto ucraniana Nadezhda Sávchenko, que fue condenada ayer en un polémico juicio a 22 años de cárcel por el asesinato de dos periodistas rusos en el este de Ucrania.

Estados Unidos, que considera que el juicio fue un «proceso político» que viola los Acuerdos de Paz de Minsk, se mostró «extremadamente preocupado» por la salud de Sávchenko, en huelga de hambre desde el pasado 4 de marzo. EFE