Quantcast

El agua no impidió que la procesión infantil volviera a iniciar la Semana Santa de Móstoles

El pasado viernes la Iglesia celebró el Viernes de Dolores, día en el que se recuerda el sufrimiento que pasó la Virgen María durante la Pasión y Muerte de Cristo. En Móstoles este viernes se celebra por todo lo alto, oficiando una misa en honor a la Virgen Nuestra Señora de la Soledad, y con una procesión.

El sacramento de la Eucaristía, que comenzó pasadas las 20:15 horas, fue oficiado por el obispo auxiliar de la Archidiócesis de Toledo, Ángel Fernández Collado, en el que se bendijeron las medallas y nuevas túnicas de los hermanos de la Soledad. Asimismo, durante la misa se anunció el nombramiento de capellán honorífico a Don Miguel Medina Molina, actual capellán de la hermandad y sacerdote de la iglesia de la Asunción.

Finalizada la eucaristía, a la que asistieron el portavoz popular y diputado en la Asamblea de Madrid, Daniel Ortiz, y los concejales del PP de Móstoles Elena López y Colomán Trabado, comenzó la procesión infantil en la que más de cincuenta niños y niñas de la ciudad fueron los costaleros de la virgen 'niña' de la Soledad.

A los pocos minutos de haber comenzado el recorrido, el agua casi obliga a suspender la procesión, ya que casi todo el recorrido estuvo lloviendo. Sin embargo, la hermandad decidió seguir adelante con el cortejo procesional ya que cientos de personas acompañaban a la virgen aunque estuviera lloviendo, aunque se aumentó el paso ya que normalmente dura alrededor de una hora.

La virgen, portada por los niños de las catequesis de comunión y confirmación, procesionó por las calles Sitio de Zaragoza, avenida de la Constitución, Antonio Hernández, travesía de Ricardo Medem y plaza de Ernesto Peces.