Quantcast
martes, 21 septiembre 2021 0:39

La capacidad de mejora defensiva dictará la continuidad del Rayo en Primera

David Ramiro

Madrid, 22 mar (EFE).- La cuarta temporada de Paco Jémez al frente del Rayo Vallecano está siendo la más complicada porque a falta de ocho jornadas su equipo está metido de lleno en la pelea por salvar la categoría con más dudas que optimismo debido a la facilidad con la que reciben goles.

63 goles encajados en treinta partidos. Ese el dato que preocupa a todo el rayismo, que, a falta de menos de dos meses para acabar la Liga, ve como su equipo forma parte de esa terna de candidatos a descender de categoría junto a Levante, Sporting de Gijón, Granada y Getafe, todos con menos de treinta puntos.

Pese a estar fuera del descenso, la situación del Rayo es preocupante porque a estas alturas de campeonato cada vez hay menos margen de reacción, el equipo sigue encajando goles con demasiada facilidad y solo ha logrado dejar la portería a cero en cinco ocasiones, la última el 6 de febrero.

«Seguimos fuera del descenso una semana más, algo que es para darnos abrazos toda la noche, pero nos va a costar salvarnos encajando goles así», dijo Jémez, en la última rueda de prensa.

La capacidad de mejora defensiva del Rayo será la que dicte las posibilidades de permanencia para superar un calendario que no es fácil. De los ocho partidos que restan, cuatro son en Vallecas (Getafe, Villarreal, Real Madrid y Levante) y cuatro a domicilio (Athletic, Málaga, Atlético de Madrid y Real Sociedad).

Las cuentas en el vestuario pasan por ganar el derbi madrileño al Getafe y a partir de ahí recuperar la confianza para, mínimo, lograr otras dos victorias y sumar en algún partido a domicilio.

«Seguimos fuera del descenso pero los de atrás ganan, no podemos pensar que los de atrás no van a ganar, tenemos que vencer nosotros o nos iremos a Segunda, llevamos demasiados empates para el tipo de equipo que somos», confiesa el técnico.

Para preparar el partido frente al Getafe, Paco Jémez tiene por delante dos semanas de trabajo intenso en las que debe preparar tanto deportiva como psicológicamente ante lo que se ha convertido en una final para la permanencia para ambos equipos.

De las cuatro temporadas de Paco Jémez en el Rayo, nunca el equipo había estado tan abajo en la clasificación y con tan pocos puntos en la jornada 30. En la temporada 2012/2013 llevaba sumados 44 puntos, en la 2013/2014 eran 33 y en la 2014/2015 la permanencia se acariciaba con 38.

Las únicas posibilidades del Rayo, que lleva marcados 41 goles y ha visto puerta en 24 de los 30 partidos disputados, pasan por seguir gozando de acierto en la portería rival y fortalecer su aspecto defensivo para no seguir sufriendo. EFE

1011041