Quantcast

Un testigo del atentado del aeropuerto: «Había un mar de sangre»

Philippe Lenaerts es un conductor de taxi que se encontraba esta martes por la mañana en el aeropuerto cuando ha sucedido todo. Su testimonio, escalofriante, lo recoge el diario belga Lalibre.be. Al principio se encontraba en el exterior del edificio.

«He escuchado una primera explosión en el lado de los vuelos charter y he pensado que una grúa se había derrumbado. Pero apenas dos o tres minutos después el ruido se ha repetido también en la terminal de salidas, pero al otro lado del edificio«.

En ese momento y dando muestras de un gran valor ha decidido entrar. «He ido con un compañero a ver qué pasaba. Todo estaba destrozado, había un mar de sangre y gente herida. Cuerpos desmembrados. Ha habido un momento de pánico y todo el mundo ha salido corriendo«.

Este taxista ha criticado la falta de reacción por parte de las autoridades belgas. «Es un descuido total: no ha habido ni un policía, ni una ambulancia en muchos minutos a pesar del nivel de alerta», denuncia.

Según los testigos, ha sido el derrumbe de una parte importan del techo del hall de 'Salidas' lo que ha multiplicado el número de heridos por cascotes y vidrios rotos.