Quantcast

Ferrán Adrià: «Los premios tienen que ser una consecuencia, no una búsqueda»

Jaime Ojeda

Maastricht (Holanda), 20 mar (EFE).- Los premios deben ser la consecuencia del trabajo bien hecho, y no la meta sobre la que dar sentido a lo que se hace. Lo dice en una entrevista a Efe Ferrán Adrià, uno de los cocineros más laureados de la historia y el chef español con mayor reconocimiento mundial.

«Si buscas los premios es complicado, porque si no los consigues vas a vivir amargado», advierte el chef en un encuentro con motivo de la presentación de una muestra sobre los procesos de creatividad de su icónico restaurante El Bulli en Maastricht (Holanda).

Nada menos que tres Estrellas Michelín tuvo El Bulli, considerado el mejor restaurante del mundo en cinco ocasiones, hasta su cierre en 2011, cuando se reconvirtió en la fundación elBulliFoundation.

Ahora la fundación se encarga, además de innovar en la ciencia gastronómica, de organizar por todo el mundo exposiciones para mostrar los procesos de creatividad detrás de las recetas que dieron fama mundial a El Bulli.

En Buenos Aires presentó el pasado 10 de marzo otra muestra, «Auditando el proceso creativo», en la que se exhiben fotografías de su vajilla orgánica.

Ahora llega a Maastricht (Holanda) la exhibición «Notes on Creativity», en la que hasta el 3 de julio se exponen dibujos, plastilinas, collages y fotos bocetos en los que Adrià plasmó ideas para recetas.

En definitiva, la muestra es «un tributo a la búsqueda de la creatividad de Adrià», según lo definió el espacio cultural que la alberga.

Para Adrià, el atractivo de este tipo de exposiciones radica en que es «una manera para que miles de personas que no pudieron ir al Bulli puedan sentir la experiencia».

No es lo mismo ver que degustar, claro está, «pero tampoco es lo mismo ver un partido de fútbol en la tele que in situ. Aquí no comes, pero conocer el 'backstage' es bonito», explica el chef a Efe.

Además de exposiciones por todo el mundo, Adrià tiene en marcha numerosos proyectos, como el Bullilab, dedicado a decodificar el proceso creativo; la BulliPedia, una gran enciclopedia de la cocina abierta al mundo; y el Bulli 1846, que abrirá sus puertas a finales de este año en Cala Montjoi, la misma playa donde se ubicó el restaurante que le dio prestigio mundial.

¿Cómo innovar tras una carrera experimentando con nuevos sabores antes que nadie?. Adriá dice que encuentra las inspiraciones «continuamente» en cosas cotidianas de la vida.

«La vida son datos, los datos son información y la información es conocimiento», sentencia.

Adrià se declara además fan de la tendencia de los programas televisivos de cocina, cuyo éxito en la audiencia le parece «fantástico» -aunque confiesa que no suele verlos-.

«Programas como Masterchef ayudan a que millones de niños se aficionen por la cocina y les preocupe la comida sana, y además son entretenidos», dice.

El chef da un consejo a los jóvenes cocineros españoles: preocuparse por el modelo de gestión del restaurante. Y es que en un panorama con tantísima competencia en la cocina, saber gestionar el establecimiento es para Adriá «tan importante como cocinar». EFE

joc/mb/lab