Quantcast

El francés Arnaud Demare se impone al esprint

Roma, 19 mar (EFE).- El corredor francés Arnaud Demare, del
equipo FDJ, se adjudicó este sábado al esprint la 107 edición de la
Clásica Milán-San Remo, sobre 295 kilómetros, veintiún años después
que un ciclista de dicha nacionalidad se alzará con la prueba.

Demare, que invirtió un crono de 6 horas y 54 minutos, precedió
al inglés Ben Swift (Sky) y al belga Jurgen Roelandts (LTS), que
acabaron segundo y tercero, respectivamente.

La victoria contra pronóstico de Demare se fraguó en los últimos
300 metros, cuando, tras el ascenso al Poggio, la única dificultad
notable de la carrera, con cima ubicada a unos 3 kilómetros de la
línea de meta, hizo suyo el esprint final.

Una caída del colombiano Fernando Gaviria en los últimos metros,
con Sagan que se quedó ralentizado, condicionó la llegada, de lo que
se aprovechó Demare.

La carrera, que hacía tiempo que no gozaba de condiciones de
tiempo tan favorables, se vio precedida por una pequeña modificación
en su trazado. Un desprendimiento de tierras en la zona de Arenzano
(Génova), que esta mañana ha provocado dos heridos y afectado a tres
coches aparcados, ha causado el cierre de la carretera por la que
debían pasar los corredores.

El desprendimiento se produjo en la Vía Aurelia, la carretera que
debería haber llevado a los corredores hasta el final de la
«classicissima» de primavera en San Remo. El imprevisto provocó la
desviación de la carrera, que pasará por la autopista entre Génova
Voltri y Arenzano.

En lo disputado, vio pronto a un grupo de once corredores
aumentar el ritmo e irse en escapada ya desde el kilómetro 9;
llegando a contar con un margen de 10 minutos y 35 segundos sobre
sus perseguidores, tras los primeros 50 kilómetros de recorrido.

Sin embargo, el pelotón recuperó gradualmente la desventaja y se
llegó al Poggio sin ningún claro favorito para hacerse con la
victoria.

El polaco Michal Kwiatkowski, del Team Sky, fue el primero en
empezar el esprint, perseguido por el italiano Vincenzo Nibali, el
eslovaco Peter Sagan y el español Alejandro Valverde.

En la recta final, el colombiano Fernando Gaviria tuvo un
accidente con Sagan, que acabó con las opciones de victorias de
ambos, y permitió a Demare seguir en primera posición a falta de 150
metros para la meta. Nibali y Valverde se habían quedado ya muy
atrás en el pelotón.

Se trata de un triunfo histórico para Francia, que vuelve a tener
un corredor campeón de la Clásica tras 21 años, cuando venció
Laurent Jalabert. Demare, nacido en las afueras de París, logró
recuperar tras haber caído a 30 kilómetros del final y protagonizó
la gran sorpresa de la 107 edición 107.

En el podio, detrás de Demare, se situaron el inglés Ben Swift
(Sky) y al belga Jurgen Roelandts (LTS).

El también belga Greg Van Avermaet (BMC) y el noruego, ganador de
la «Classicissima» en 2014, Alexander Kristoff (Katusha), dos de los
favoritos para el triunfo final, pelearon en el esprint pero
terminaron quinto y sexto, respectivamente.

– Clasificación de la Milán-San Remo:

.1. Arnaud Demare (FRA/FDJ) 6h 54'45''

.2. Ben Swift (GBR/Team Sky) m.t.

.3. Jurgen Roelandts (BEL/Lotto Soudal) m.t.

.4. Nacer Bouhanni (FRA/Cofidis) m.t.

.5. Greg Van Avermaet (BEL/BMC Racing Team) m.t.

.6. Alexander Kristoff (NOR/Katusha) m.t.

.7. Heinrich Haussler (AUS/IAM Cycling) m.t.

.8. Filippo Pozzato (ITA/Southeast-Venezuela) m.t.

.9. Sonny Colbrelli (ITA/Bardiani CSF) m.t.

10. Matteo Trentin (ITA/Etixx-Quick-Step) m.t. EFE

am/lm