Quantcast

Huelga de metro en Barcelona coincidiendo con el clásico

 El pasado mes de febrero el Mobile World Congress se vio
afectado por la huelga del metro que impidió que este encuentro de la telefonía
móvil se celebrara con normalidad.

A la huelga del metro, en aquella ocasión, se sumó el paro
parcial de los autobuses
. Solamente los trabajadores de los ferrocarriles
catalanes desconvocaron sus protestas en el último suspiro. También los
trabajadores de la Renf
e
se sumaron a la movilización.

Todos coincidieron en reclamar mejores condiciones laborales
d
entro de un convenio colectivo que lejos de cerrarse continúa manteniendo su
complejidad en los últimos meses.

Los directivos de Gesmar, la empresa norteamericana que
organiza el MWC, ya advirtieron sobre su malestar con estos paros en el
transporte público de Barcelona.

Ahora el turno es para el F.C.Barcelona-Real Madrid del
próximo día 2 de abril
que se jugará a las 18.30 horas. En los alrededores del
Camp Nou se espera que lleguen más de cien mil personas. Las 98 mil que asistirán
al clásico y algunos miles más que buscarán una entrada. La situación de la
huelga del metro
amenaza con colapsar la ciudad condal.

Las negociaciones del convenio colectivo entre los
sindicatos y los directivos de TMB no avanzan.
La Confederació General
del Treball, la CGT
del metro, ha confirmado que convocará una huelga ése sábado día 2 de abril
coincidiendo con el partido más esperado del año: la visita del eterno rival al
coliseo azulgrana.

La plantilla ha elegido este día clave para convocar la
huelga y, tal y como está de enquistada la situación, sólo cabe esperar la
disposición del departament de treball de la Generalitat para
conocer cuáles son los servicios
mínimos que se deben cumplir.

Las posiciones están muy alejadas entre las partes y a tan
solo 15 días del partido resulta muy difícil
que se llegue a un acuierdo.

El equipo de gobierno local presentó diversas ofertas a los
representantes de los trabajadores con motivo del congreso mundial de la
telefonía móvil. Todas fueron rechazadas y desde hace tres semanas no se ha
producido
un acercamiento en las posiciones de unos y otros.

Pasada la semana santa no se descartan manifestaciones
reivindicando mejores condiciones laborales
.

Falta por conocer qué decidirán los trabajadores de los
autobuses. Como ocurrió con el Mobile World Congreso podrían coincidir en los
paros con sus compañeros del metro.

Algunos trabajadores de TMB denuncian que la dirección de la
empresa se va nutriendo de cargos que van colocando los distintos equipos de
gobierno municipal.