Quantcast

En Comú Podem ganaría las elecciones generales en Catalunya

 El Centre d'Estudis d'Opinió de la Generalitat ha hecho público
el último barómetro
de opinión en el que destaca el incremento en intención de
voto de En Comú Podem,
la marca catalana de Podemos, que volvería a imponerse
en esta comunidad en unas elecciones generales y aumentaría sustancialmente los
sufragios si se convocaran elecciones al Parlament de Catalunya.

El estudio se efectuó una semana después de la proclamación
de Carles Puigdemont como President de la Generalitat y después
de más de tres meses de negociaciones para formar gobierno entre la CUP y la plataforma de Junts
pel sí.

En Catalunya, esta última formación, Junts pel sí, volvería
a imponerse pero cedería, al menos, 4 diputados. Por su parte, Catalunya sí que
pot duplicaría los escaños y pasaría a tener entre 21 y 23.

El resto de formaciones políticas también retroceden. Ciudadanos
baja de 25 a
22 ó 23; el PSC p
erdería dos ó tres diputados y el Partido Popular, de los 11
actuales representantes, se quedaría en el último lugar con 9 ó 10
representantes.

La formación anticapitalista, la CUP, es la única que no acusa
el desgaste de los últimos meses y pasaría a tener un diputado más o bien a
perder uno; la CUP
estaría en la cámara catalana en una orquilla que va de los 9 a los 11
representantes.

En el supuesto de que no haya acuerdo de investidura para el
Gobierno de España En Comú Podem
volvería a ganar las elecciones con 12
diputados. De hecho, uno de cada cuatro catalanes votaría por la marca de
Podemos en Catalunya, la única formación política de ámbito estatal que avala
un referéndum de autodeterminación en esta
comunidad.

ERC obtendría el 18,9% de los apoyos y el PSC pasaría a ser
la tercera fuerza más votada con el 10,7% de los sufragios. Democracia i
Libertat se quedaría relegada a la cuarta posición con el 7,6% de los votos; C's
se situaría con el 7,5% de los votos y el PP de Catalunya no superaría el 3,5%.

Sobre la independencia de Catalunya ahora mismo se
produciría un empate técnico con el 45,5% de los encuestados mostrándose
reacios a esta opción y el 45,3% apostando por la secesión. El 9,2% se muestran
indecisos y el retroceso de los unionistas es de dos puntos y medio en relación
al anterior sondeo.