Quantcast

En Italia dicen conocer al asesino de Mario Biondo

El caso de la muerte de Mario Biondo, el marido de Raquel Sánchez-Silva, fue archivado enseguida en España como un caso claro de suicidio. Sin embargo, la familia del cámara lleva todo este tiempo batallando desde Italia para demostrar que esta versión es incierta.

Este lunes la criminóloga Roberta Bruzzone, que colabora con la familia desde el principio, hacía unas declaraciones en las que no solo insistía en la tesis de que Mario Biondo fue «brutalmente asesinado», sino que adelantaba que tienen pruebas concretas que apuntan a un sospechoso.

«El suicidio está totalmente descartado. Estamos convencidos de que esto es un asesinato y que había al menos dos personas en la escena del crimen. Creemos que tenemos la información suficiente para decir que tenemos dos sospechosos. No podemos dar nombres, pero estamos siguiendo la conducta perturbadora que tuvieron inmediatamente después de la muerte de Mario Biondo. Creemos que hemos identificado al autor de los hechos y tenemos elementos objetivos y sólidos que así lo prueban«., ha declarado, según recoge Vanitatis.

La tesis defendida por Bruzzone sostiene que Mario Biondo pudo ser asesinado en el dormitorio y después trasladado al salón. «En el cuello de la víctima hay un doble surco que es claramente visible y dramático y que desde el punto de vista médico legal no puede inducir al suicidio. ¿Cómo puede alguien ser estrangulado y después colgarse de una estantería? Eso es imposible. Nuestra hipótesis es que el asesinato podría haber ocurrido en el dormitorio y después ser trasladado a la estantería«.

El entorno de Raquel Sánchez Silva no ha querido comentar estas declaraciones por considerar que siguen en la línea de lo que viene sosteniendo la familia Biondo.