Quantcast

Campaña en Perú se encona con denuncias, marchas y exclusiones de candidatos

Carmen Jiménez

Lima, 16 mar (EFE).- La campaña electoral en Perú se ha enrarecido tras la exclusión de dos candidatos presidenciales, diversas denuncias, protestas y críticas al ente electoral a poco menos de un mes de los comicios, en los que se mantiene como favorita Keiko Fujimori.

La decisión del Jurado Nacional de Elecciones (JNE) de dejar fuera de la contienda al economista Julio Guzmán, quien estaba en segundo lugar en los sondeos, por haber vulnerado normas de democracia interna de su agrupación política, y al empresario César Acuña por haber repartido dinero durante su campaña ha sido cuestionada por diferentes sectores políticos.

La exclusión de candidatos a pocas semanas de los comicios también ha sido vista con preocupación por las misiones de observación electoral de la Unión Europea (UE) y de la Organización de Estados Americanos (OEA).

Para la jefa de la misión de la observación electoral de la UE, la rumana Renate Weber, la exclusión «es problemática porque afecta a los candidatos y a la ciudadanía, especialmente en un país donde el voto es obligatorio. No todos los electores pueden estar debidamente informados y quizás se den cuenta el mismo día de la votación (de) que su candidato preferido no figura en la lista».

Por su parte, el jefe de la delegación de la OEA, Sergio Abreu, señaló que este organismo recomendó al gobierno peruano que el sistema de tachas o impugnaciones contra los candidatos no debería funcionar con tanta cercanía a los comicios.

En declaraciones a Efe, el director de la consultora Vox Populi, Luis Benavente, señaló que el haber retirado a dos candidatos que «juntos sumaban un 25 por ciento de voto válido es una manera directa de ir contra la voluntad popular, que es la esencia de un proceso democrático».

En su opinión, el argumento de que «la ley es la ley» y debe cumplirse no es válido porque Perú es un «país en el que la ley está de adorno y nadie la respeta», por lo que consideró que el Jurado Nacional de Elecciones debería haber tenido una «mayor flexibilidad».

A las exclusiones de Guzmán y Acuña se suma la retirada del gobernante Partido Nacionalista Peruano de su fórmula presidencial, encabezada por el exministro Daniel Urresti, y sus listas al Congreso de los comicios, tras alegar discrepancias con las decisiones de los organismos electorales.

Las denuncias por supuestamente haber entregado dinero y dádivas durante su campaña proselitista también afectan a la candidata favorita de los comicios, Keiko Fujimori, hija del encarcelado expresidente Alberto Fujimori, que lidera los sondeos con un 32 % de la intención de voto.

En la recta final de la campaña, Keiko se enfrenta, además de varios pedidos de exclusión de su candidatura, a protestas ciudadanas en su contra.

Por segunda vez en menos de una semana, miles de manifestantes convocados por colectivos civiles y sociales salieron ayer a las calles en contra de su candidatura y para pedir al Jurado Nacional de Elecciones que la excluya del proceso por la supuesta entrega de dinero durante su campaña.

Keiko Fujimori ha rechazado estas denuncias y ha vinculado al gobierno de Ollanta Humala con las manifestaciones en su contra.

Para Luis Benavente, el cambio de escenario electoral con las exclusiones de Guzmán y Acuña ha adelantado la aparición del antifujimorismo que se esperaba que saliera con «más fuerza en la segunda vuelta».

Aunque Keiko Fujimori lidera las encuestas, la mayoría de los analistas consideran que no ganará en primera vuelta y que será necesaria una segunda vuelta entre los dos aspirantes más votados.

Si bien todos los analistas consideran que la mayor beneficiaria de la salida de la carrera electoral de Guzmán y Acuña ha sido Keiko Fujimori, para Benavente también ha tenido como efecto «una activación extrema del antifujimorismo».

Ahora la pelea está en quién se coloca en segundo lugar en las encuestas y puede disputar la segunda vuelta con Keiko.

El exministro Pedro Pablo Kuczynski figura ahora en segundo lugar con un 14 %, según el último sondeo, pero ya están despuntando otras figuras como la del periodista Alfredo Barnechea, de Acción Popular, o la legisladora Verónika Mendoza, del Frente Amplio, ambos con un 9 por ciento.

Para Benavente, a Kuczynski le «va a costar mucho mantener ese segundo lugar», porque los indecisos que están a la búsqueda de un rostro nuevo se van a dirigir a Barnechea o Mendoza. EFE