Quantcast

La ONU clama por la igualdad de género de la mano del feminista Trudeau

Mario Villar

Naciones Unidas, 16 mar (EFE).- Naciones Unidas hizo hoy un nuevo llamamiento en favor de la igualdad de género de la mano del primer ministro de Canadá, Justin Trudeau, y su apasionada defensa del feminismo.

«Voy a seguir diciendo alto y claro que soy feminista hasta que me respondan encogiendo los hombros», dijo Trudeau, que hoy visitó la sede de la ONU y aprovechó para participar en un acto en el marco de la 60 sesión de la Comisión sobre la Condición de la Mujer.

El gobernante canadiense, que en los últimos meses se ha convertido en una de las grandes voces internacionales de defensa de las mujeres, subrayó que el hecho de que su feminismo aún llame la atención significa que tendrá que seguir haciendo gala de él durante bastante tiempo.

«No debería ser algo que generase una reacción. Es simplemente decir: yo creo en la igualdad entre hombres y mujeres y creo que todavía tenemos mucho que hacer hasta llegar ahí. Eso es como decir que el cielo es azul y la hierba es verde», insistió.

Trudeau protagonizó una conversación pública junto a la directora ejecutiva de ONU Mujeres, Phumzile Mlambo-Ngcuka, y se vio continuamente interrumpido por los aplausos a sus palabras en favor de la igualdad de género.

De su mano, Canadá ha emprendido una clara ruptura con el pasado más retrógrado del país, un giro que simboliza su decisión de crear un Gobierno paritario.

Frente a quienes le criticaron por ello y argumentaron que imponer una «cuota» impediría la designación de los mejores candidatos, Trudeau prefirió usar hoy la ironía.

«Lo cierto es que son los hombres los que deben sentirse afortunados de que hiciese un Gobierno al cincuenta por ciento», señaló.

Trudeau, de 44 años, defendió que los jóvenes ven la igualdad como algo mucho más natural que las precedentes y aseguró que, si él ha recibido grandes alabanzas por sus palabras en este ámbito es porque es uno de los primeros de su generación que llega al poder.

«¿Debemos luchar por los derechos de la mujer y tratar de crear sociedades con más igualdad? Obvio. ¿Debemos respetar la diversidad y reaccionar ante el racismo? ¡Por favor!», dijo para dejar claro que sus mensajes no deberían ser vistos como nada especial.

Mientras, la directora ejecutiva de ONU Mujeres subrayó la necesidad de tomar medidas concretas e inmediatas en favor de la igualdad de género, que «no debe ser un viaje con final abierto».

Así, recordó que Naciones Unidas ha incluido como uno de los objetivos de su agenda de desarrollo para los próximos quince años el terminar con la discriminación contra mujeres y niñas.

Trudeau dijo en ese sentido que su Gobierno está estudiando posibles acciones, entre ellas algunas para facilitar la vida laboral de las personas con niños pequeños -cuyo cuidado siguen asumiendo más las mujeres-, empezando por el Parlamento nacional.

También defendió la idea de establecer una baja de paternidad en la que sea el hombre quien deba quedarse en casa durante unas semanas, en lugar de transferir ese permiso a la madre.

Con el fin de aumentar la presencia de mujeres en altos puestos empresariales, Trudeau defendió la importancia de obligar a las compañías a dar cuenta públicamente de su equilibrio de género, algo que a su juicio incentiva «un comportamiento positivo».

La ONU hizo hoy especial hincapié en la necesidad de avanzar hacia la igualdad salarial entre hombres y mujeres en un mundo en el que ellas ganan en conjunto un 24 % menos que ellos.

Según Naciones Unidas, aunque esa diferencia se está reduciendo, al ritmo actual llevaría décadas acabar con ella.

Para llamar la atención sobre este asunto la organización celebró otro acto con voces conocidas, incluida la de la exfutbolista estadounidense Abby Wambach, campeona mundial y ganadora de dos oros olímpicos.

Como ejemplo de la desigualdad de género, Wambach dijo que la selección femenina estadounidense recibió de la FIFA por su victoria en el último Mundial 17 o 18 veces menos que el equipo masculino que ganó la competición un año antes. EFE

mvs/ag/cho