Quantcast

Comisión de ONU se suma a pedido de liberar a prisioneros políticos en Siria

Ginebra, 15 mar (EFE).- La comisión de Naciones Unidas que investiga los crímenes perpetrados en el conflicto de Siria se sumó hoy a los llamamientos para que el Gobierno de Damasco libere a los prisioneros políticos, especialmente mujeres y niños.

Esas liberaciones constituyen también una de las principales demandas de una alianza de la oposición siria que participa en Ginebra en negociaciones de paz con el régimen de Bachar Al Asad, auspiciadas por la ONU.

Sin embargo, el presidente de la comisión, Paulo Pinheiro, subrayó que la liberación de prisioneros políticos es un elemento inherente a una transición política en cualquier parte del mundo y que su petición no tiene nada que ver con hacerse eco de una demanda de la oposición.

«Esto lo pide la gente, independientemente de que se encuentren en zonas controladas por el gobierno o por grupos armados. Es legítimo que se pida que los prisioneros que nadie sabe dónde están sean liberados», enfatizó el jurista.

Aseguró que nadie tiene estimaciones confiables sobre el número de prisioneros políticos en Siria y que su petición de liberarlos se dirige tanto al gobierno, como a los grupos armados que puedan tener detenidos -incluidos soldados- en su poder.

«Digamos que estamos hablando de miles y miles, y su liberación debe verse como una medida para establecer la confianza mutua», comentó al respecto otro miembro de la comisión, Vitit Muntarbhorn.

Sobre una nueva iniciativa para crear un tribunal que juzgue a los responsables de violaciones de los derechos humanos en Siria, la comisión se mostró favorable.

«Se quiere un tribunal nacional que aplique el derecho internacional y esto es absolutamente perfecto, aunque será muy difícil hacerlo, pero es una buena idea de partida», dijo la exfiscal internacional e integrante de la comisión de la ONU, Carla del Ponte.

Explicó que si «en algún momento el caso de los crímenes en Siria se eleva a la Corte Internacional de Justicia o a un Tribunal Internacional ad-hoc sólo se juzgará a los responsables militares y políticos de alto rango».

«Necesitamos a una corte nacional que se ocupe de miles de ejecutantes de los crímenes o responsables de bajo rango», agregó Del Ponte.

De la información que reciben de sus fuentes en el interior de Siria, la comisión pudo confirmar una significativa reducción de la violencia desde que entró en vigor hace 18 días un acuerdo para el cese de hostilidades.

Consideró que a lo que hay que mirar en adelante es «a movernos de un cese de las hostilidades temporal a un alto el fuego permanente hasta llegar a una arreglo político para que los sirios puedan retornar a sus vidas normales». EFE