Quantcast

Un coche-bomba en el centro de Ankara causa, al menos, 28 muertos

Una fuerte explosión se ha producido a las 16.35 GMT en la céntrica plaza de Kizilay, cerca de una comisaría y de una parada de autobús en la capital turca. AL parecer, el origen de la deflagración era un coche bomba fuertemente cargado con explosivos.Un reportero del diario opositor Birgün, cuyas oficinas están a pocos metros del lugar de los hechos, contó que decenas de personas podrían haber fallecido a causa de la explosión

El atentado se ha producido en una bocacalle de una de las avenidas más importantes de Ankara, muy cerca también del Parlamento turco y de la oficina del primer ministro, y a la hora en que la mayoría de empleados terminan su horario laboral. 

Por su parte, la agencia de noticias privada Dogan indicó que había al menos cinco muertos aunque agregó que es probable que el número de fallecidos aumente.

Según CNNTürk, todos los heridos han sido llevados a clínicas cercanas mientras que los cuerpos sin vida siguen en el lugar de la explosión, aunque no pudo precisar su número.

Mientras, el Consejo Audiovisual de Turquía (RTÜK) vetó hoy la emisión de imágenes del lugar del atentado, alegando que estaba prohibido «mostrar cuerpos sin vida».

Tanto el presidente de la República, Recep Tayyip Erdogan, como el primer ministro, Ahmet Davutoglu, han cancelado sus viajes previstos para este jueves y se han reunido de emergencia para evaluar la situación. «Por el momento no tenemos indicios de quién ha sido el culpable de este ataque terrorista, pero trataremos de resolver este tema lo más pronto posible», ha afirmado el viceprimer ministro y portavoz del Ejecutivo, Numan Kurtulmus.

El analista y exmilitar Metin Gürcan ha explicado en la cadena CNN-Türk que los vehículos atacados son utilizados también por el personal civil que trabaja en las instalaciones militares de la zona, que incluyen el Estado Mayor de las Fuerzas Armadas, situado a sólo 300 metros del lugar de la explosión.