Quantcast

¡El mayor robo de arte en décadas! Desaparecen cinco obras de Bacon en pleno centro de Madrid

Madrid ha sido el escenario del mayor robo de arte contemporáneo ocurrido en España en las últimas décadas. Tal y como cuenta el diario El País, cinco cuadros de Francis Bacon, el genial pintor irlandés fallecido en 1992 en la capital española, valorados en 30 millones de euros, según algunas estimaciones, han sido sustraídos de un domicilio particular. Esta vivienda es propiedad de un amigo del artista que es, además, uno de sus herederos. 

El robo tuvo lugar el pasado mes de junio, el propietario presentó una denuncia y un juzgado de Madrid investiga los hecho con el mayor sigilo. Nada ha trascendido hasta ahora porque el mutismo de los investigadores y del propietario son totales.

Las obras son propiedad de J. C. B, de 59 años, un amigo del pintor que las recibió en herencia y es aficionado al arte. Agentes de la Brigada de Patrimonio Histórico de la Policía, dependiente de la Comisaría General de Policía Judicial, buscan los cuadros dentro y fuera de España sin que hasta el momento hayan obtenido resultados. Creen que las obras todavía no han salido del país.

Al parecer, los ladrones aprovecharon la ausencia por unas horas en su domicilio del dueño de la obra, un edificio exclusivo situado muy cerca de la Plaza de la Encarnación, a escasos metros del Senado, una zona muy vigilada y poco transitada. Nadie no escuchó nada y no hay grabaciones de seguridad.

El piso dispone de alarma y estaba conectada, pero los autores del robo lograron anularla y la central de seguridad no recibió el aviso por lo que pudieron pasearse por los salones de la vivienda y llevarse los cinco cuadros de Francis Bacon, así como otros objetos de valor. Fue un golpe de desvalijados profesionales.