Quantcast

El líder del PSOE gallego permanece en el cargo pese a estar imputado

La juez de Lugo que investiga un caso de corrupción en el PSOE gallego levantó ayer el secreto de sumario de la Operación Pulpo. Y citó a declarar a Gómez Besteiro como investigado por seis nuevos delitos que se suman a los cuatro que ya le atribuía en el conocido como caso Garañón.

El caso Pulpo ya acosa al PSOE. Hablamos de un sumario de 15 tomos que recoge como determinados viajes al extranjero (cruceros por el Rhin, Euro-Disney o India) que, según la magistrada que instruye la causa, Pilar de Lara, eran «vacaciones subvencionadas» a cargo del erario público que disfrutaba personal de la Diputación de Lugo. En la misma línea, ayer la propia Diputación, que hoy sigue en manos socialistas, se apresuraba a aclarar que esas facturas son anteriores al año 2007, cuando Besteiro entró como presidente, y corresponden a tiempos del PP. Pero el PSOE nunca denunció estos gastos que la juez considera difícilmente justificables. Tampoco el dispendio masivo en tratamientos médicos de odontología o acupuntura, y el correspondiente a prótesis, DIU y gafas de sol graduadas que figuran en las cuentas del organismo lucense.

Y en esas el futuro de Gómez Besteiro no está aclarado. Síguela incógnita sobre su futuro. No será candidato a las primarias para ser candidato a la Presidencia de la Xunta de su partido, pero nada se dice de su cargo orgánico.  Y el hecho es que el código ético del PSOE no le obliga a abandonar el cargo orgánico mientras no se abra juicio oral contra él.

Besteiro continúa teniendo de su parte a buena parte del PSOE de Lugo y al hoy poderosísimo alcalde de Vigo y presidente de la Federación Española de Municipios y Provincias, Abel Caballero, también imputado.

El secretario general socialista, Pedro Sánchez, en declaraciones a La Sexta, horas después del anuncio de Gómez Besteiro , aseguró que conocía al político gallego desde hace 10 años y que sería «un disgusto» que se pruebe que ha incurrido en delitos. «Confío en la inocencia de Besteiro. En caso de que no sea así será un disgusto personal y político». Afirmó que el código ético del PSOE dice que la responsabilidad política se debe asumir cuando se abra juicio oral: «Ya el 20-D no hubo imputados en las listas del PSOE y tampoco los habrá en la lista para Galicia».

Por la misma vía y también en sus declaraciones ante la prensa, tras tirar la toalla como aspirante al Gobierno gallego, Besteiro lanzaba un mensaje optimista. Mientras, se empiezan a elaborar las quinielas con los no más de cuatro nombres que suenan para dar la batalla en las primarias del PSdeG,