Quantcast

El dinero que ganaron los más ricos con sus SICAV en España

Según datos del mercado, al concluir el año el patrimonio gestionado por doce de las mayores sicav, en las que participan apellidos tan conocidos como Koplowitz, Abelló, Del Pino, Palatchi o Bhavnani, se elevaba exactamente a 4.266,6 millones de euros, frente a los 4.078,5 millones de euros del cierre de 2014.

Por lo que respecta a la rentabilidad, el rendimiento medio de estas ocho sociedades el pasado año fue del 4,34 %, la mitad que un año antes, cuando se revalorizaron un 8 %.

Pese a este peor rendimiento, los más ricos del país han sabido colocar sus activos mejor que la mayoría, y aunque de las doce seleccionadas tres sufrieron minusvalías, de media se revalorizaron un 4,34 %, frente al 7,15 % que cayó el principal indicador de la bolsa española, el IBEX 35.

Tampoco los fondos de inversión pueden competir con la evolución de estas sociedades de inversión, ya que su rentabilidad media anual fue en 2015 del 1 %, según los datos de la Asociación de Instituciones de Inversión Colectiva y Fondos de Pensiones (Inverso).

Una sicav o sociedad de inversión de capital variable es un instrumento utilizado principalmente por las grandes fortunas porque les permite invertir parte de su dinero y diferir el pago de impuestos gracias a la creación de una sociedad anónima destinada únicamente a invertir en activos financieros.

Para constituir una sicav, que paga un 1 % de impuestos por los rendimientos y plusvalías que genera, hay que cumplir determinados requisitos, como contar con al menos cien accionistas y un capital mínimo de 2,4 millones de euros; en el caso de una sicav por compartimentos, el capital mínimo desembolsado es de 480.000 euros.

Por lo que respecta a las principales sicav españolas, la mayoría incrementó el valor de sus activos, pero alguna de ellas lo redujo notablemente, como fue el caso de Kalyan, propiedad del inversor de origen indio Ram Bhavnani y que por segundo año consecutivo ha reducido a la mitad el patrimonio de esta sicav; en 2015, pasó a gestionar 112 millones de euros, frente a los 224 de 2014.

Kalyani fue además una de las sicav que sufrió minusvalías el pasado año, del 1,29 %, al igual que Allocation, propiedad de la familia Del Pino, principales accionistas de la empresa constructora y de servicios Ferrovial, y Arbarin, una de las que posee el empresario Juan Abelló.
Por lo que respecta a la rentabilidad, Soixa, a través de la cual gestionan su fortuna los Hernández Calleja, de la alimentaria Ebro Foods, se alzó con el primer puesto por rentabilidad al revalorizarse casi un 14 %.

También lograron un muy buen rendimiento Herprisa (9,5 %) y Gesprisa (8,17 %), controladas por Alberto Palatchi, el presidente de Pronovias, y Naira (6,99 %), otro de los vehículos de inversión de Abelló.

Asimismo, Morinvest, la segunda por tamaño, se ha apuntado una revalorización del 7,59 %, además de superar en 2015 los 500 millones de euros gestionados; esta sicav, que gestiona BBVA, es la depositaria de activos de la empresaria Alicia Koplowitz.

En primera posición por tamaño figura Torrentosa, propiedad de la familia March, con casi 1.300 millones de euros y una revalorización de sus activos del 2,31 %.

Similar fue la subida de Soandres (2,02 %), de Sandra Ortega Mera, hija de Amancio Ortega, fundador de Inditex, y algo más elevada (3,65 %) la de Chart, otra de las sicav de la familia Del Pino. La sociedad Elitia -antes Agrippa-, vehículo de inversión de la familia Gallardo Ballart, propietarios de la farmacéutica Almirall, se revalorizó un 1,45 %.

El patrimonio del conjunto de sociedades de inversión de capital variable, con los datos facilitados por Inverso, creció en 2015 un 5 %, hasta 34.082 millones de euros, tras sumar 1.744 millones durante el año.

A continuación se acompaña una tabla con el nombre de las sicav de estas grandes fortunas, el patrimonio en millones de euros gestionado al cierre de 2015 y 2014, y su rendimiento: