Quantcast

Ala Octa, el medicamento para la retina que daña la visión

Un total de 32 pacientes tienen problemas de visión severa como consecuencia, según parece, de la utilización de un producto oftalmológico llamado Ala Octa (perfluoroctano), retirado desde enero de 2015 del Hospital Universitario de Canarias (HUC), donde fueron intervenidos, como publica el periódico 'Diario de Avisos'.

Este producto sanitario, utilizado para operaciones de desprendimiento de retina, se suministró a 67 personas entre junio y diciembre de 2014, de ellas, una quedó ciega y el resto de afectados hasta 32 sufren pérdida severa o muy severa de visión del ojo afectado. 

El gerente del HUC, Eduardo de Bonis, ha explicado que todos los posibles afectados están controlados e informados desde un primer momento, desde que este centro hospitalario tinerfeño dio la alerta a la Agencia Española del Medicamento y Productos Sanitarios (AEMPS) en julio de 2015 de la probable toxicidad de este producto.

En ese momento el hospital canario comunicó 8 casos con problemas de visión supuestamente derivados de la aplicación de este producto, que se había empleado durante años en muchos centros de ámbito público y privado que tenía el código de la Comunidad Europea y, por tanto, cumplía sus normas.

Tras la alerta, la AEMPS tomó como medida cautelar el bloqueo del uso del producto a nivel nacional y detectó más casos en el país, donde hay registrados 300 posibles casos, y en otros países europeos, ha recordado el gerente del Hospital Universitario de Canarias.

Además, se creó un grupo de expertos. Por su parte el HUC, que había identificado 8 casos, volvió a analizar todos los casos donde se empleó el perfluorocarbono entre junio y diciembre de 2014. Revisó las historias de los 67 pacientes y entre diciembre de 2015 y enero y febrero de 2016 los llamó y les realizó una revisión exhaustiva.