Quantcast

El checo Stybar gana la segunda etapa y es nuevo líder

Redacción deportes, 10 mar (EFE).- El checo Zdenek Stybar (Etixx) es el nuevo líder de la Tirreno Adriático al imponerse en solitario en la segunda etapa disputada entre Camaiore y Pomarance, de 207 kilómetros.

Stybar, segundo la pasada semana en la Strade Bianche, mostró su poderío con una ataque a 2,8 kilómetros de meta que hizo estéril la persecución del grupo donde iban los favoritos al triunfo final, entre ellos el italiano Vincenzo Nibali y el español Alejandro Valverde.

El ciclista checo, de 30 años y tres veces campeón del mundo de ciclocross, alzó los brazos en la meta de Pomarance por primera vez en la temporada, con un segundo de adelanto sobre el arcoiris eslovaco Peter Sagan (Tinkoff) y el noruego Edvald Boasson Hagen (Dimension Data). Valverde, atento al final, entró quinto.

«Era un final técnico y complicado, que me beneficiaba, por eso fui con todas mis fuerzas a por la victoria», dijo el ganador, quien tiene sendas victorias en Tour de Francia y Vuelta a España.

Un triunfo al que Stybar puede añadir el honor de vestir el jersey azul de líder en la «Carrera de los dos mares».

Le siguen en la general el belga Greg Van Avermaet y el estadounidense Tejay Van Garderen, ambos del BMC a 9 segundos. El equipo americano no pudo evitar retener el liderato del italiano Daniel Oss.

En la etapa la mala suerte se cebó con el equipo Katusha de Joaquim «Purito» Rodríguez, ya que el catalán y su compañero Alberto Losada sufrieron una caída que les hizo perder tiempo.

La jornada se animó desde el principio con una fuga protagonizada por el español Lluis Mas (Caja Rural), Zurlo (Lampre), Benedetti (Bora), Cecchinel (Androni), Andreeta (Bardiani) y Mihaylov (CCC), pero el BMC hizo imposible que el sueño del sexteto pudiera llegar más allá de la pancarta de 9 kilómetros para meta.

Una vez alcanzados el Sky marcó el ritmo del grupo, que solo se rompió cuando empezaron los ataques serios. Primero Visconti (Movistar) hizo la selección y el repecho con rampas del 14 por ciento a 3 de meta espoleó el ataque de Stybar, quien salió lanzado hacia la gloria.

Nibali trató de alcanzar la rueda del checo, pero éste se defendió perfectamente entre calles y curvas, hasta alcanzar la etapa y el jersey azul.

Este viernes se disputa la tercera etapa entre Castelnuovo Val di Cecina y Montalto di Castro, de 176 kilómetros. EFE