Quantcast

Vídeo: La gamberrada de un niño que casi arruina una boda

Una novia se encamina al altar del brazo de su padre con uno de esos vestido fastuoso, esponjoso, con una larga cola. ¿Y qué se le ocurre al niño? El pequeño ve la oportunidad y ni corto ni perezoso corre, coge impulso, y salta sobre la cola del vestido…. Afortunadamente la cosa no fue a mayores, y, a pesar de la travesura, el enlace pudo continuar.

Es cierto que en todos nosotros se esconde ese niño travieso que fantasea con saltar sobre el vestido como sobre una nube, pero ¡pudo haber sido un desastre!