Quantcast

La FEMP, satisfecha porque los ayuntamientos mantienen las políticas sociales

Madrid, 8 mar (EFE).- El presidente de la FEMP, Abel Caballero, se ha mostrado hoy satisfecho con el fallo del Tribunal Constitucional que anula algunos preceptos de la reforma local y ha destacado que los ayuntamientos podrán mantener, de nuevo, sus políticas sociales, una de sus principales reivindicaciones.

En declaraciones a EFE, ha valorado el contenido de la sentencia, por un recurso de la Asamblea de Extremadura, si bien ha precisado que aún no la había leído en profundidad, pero ha subrayado que se trata de «una desautorización muy severa» para el Gobierno.

«Avala -ha continuado- una parte muy importante de lo que nosotros reclamamos en nuestro propio recurso», ya que más de 3.000 ayuntamientos presentaron también recurso contra la reforma local, además de varios gobiernos y parlamentos autonómicos.

Caballero ha recordado que pedían «la capacidad de poder seguir prestando» las políticas sociales y educativas, porque de lo contrario se produciría un «grave daño para el país» y el Tribunal Constitucional «nos da íntegramente la razón».

Ha insistido en que, en estos momentos y tras el fallo, siguen teniendo la competencia de seguir aplicando esas políticas de la misma forma que lo hacían antes de la reforma local.

Por tanto, ha agregado, la «prohibición e imposición» de ésta, de que desde el pasado 1 de enero tenían que haber cedido las competencias de política social y, en breve tiempo, ceder las de política educativa, ya no tienen sentido.

«Los ayuntamientos tenemos y queremos seguir prestando políticas sociales y educativas», ha indicado el también alcalde de Vigo, que ha calificado de «varapalo fortísimo» la decisión del Tribunal a la reforma del Gobierno, porque la sentencia «les dice que la ley es completamente inválida en este aspecto».

La sentencia les da también la razón a su competencia en asistencia sanitaria primaria, que, aunque de «menos importancia», viene a confirmar por el Constitucional que el Gobierno «no nos puede quitar competencias que estamos ejerciendo».

Ha señalado que la sentencia les reconoce las competencias que asumieron «por necesidad social de las ciudades, porque nadie las asumía», por lo que se sienten «muy reforzados» en su demanda.

A su juicio, la sentencia es «un paso adelante muy importante en el municipalismo español» y una «desautorización muy severa» de la reforma local.

«Ya no necesitamos -ha añadido- que nadie nos autorice a tener abiertas las escuelas infantiles o los albergues o las becas de comedor o a hacer tanto política social como estábamos haciendo».

Caballero ha insistido en que una de las discrepancias «más claras» con la reforma era el asunto de las políticas sociales municipales y que les arrebataran la posibilidad de elaborarlas. EFE