Quantcast

Anarquistas niegan atentaran en Basílica del Pilar e intentarlo en Montserrat

(Actualiza la noticia JJ2020 con declaraciones de más testigos, entre ellos la persona herida en el atentado)

San Fernando de Henares (Madrid), 8 mar (EFE).- Un matrimonio anarquista chileno ha negado hoy en el juicio haber cometido en 2013 el atentado en la Basílica del Pilar de Zaragoza y haber preparado otro en la de Montserrat de Barcelona y ha asegurado no integrar organización terrorista alguna, al ser contrario a sus ideas.

Ambos acusados han asegurado que no participaron en el atentado contra la Basílica del Pilar, el 2 de octubre de 2013, en el que resultó herida una mujer, y que tampoco prepararon otro para ser cometido en el Monasterio de Montserrat y han aclarado que visitaron este último pero como turistas y por interés cultural.

La Audiencia Nacional ha iniciado hoy el juicio de Francisco Javier Solar Domínguez y Mónica Andrea Caballero Sepúlveda, para quienes la fiscal pide 44 años de cárcel por varios delitos, entre ellos pertenencia a organización terrorista.

Los dos acusados, que solo ha respondido a preguntas de sus abogados, ya fueron juzgados en una causa similar en Chile, llamada «caso Bombas», en la que resultaron absueltos.

Según la fiscal, ambos formaban parte del Comando Insurreccionalista Mateo Morral, que estaba integrado a su vez en los Grupos Anarquistas Coordinados (GAC), una estructura que se creó en 2012 para organizar a los grupos anarquistas que hasta ese momento actuaban aislados.

Los procesados han negado pertenecer a organización terrorista alguna al ser contrario a su ideario anarquista, que considera «dañina para el ser humano cualquier cúpula de poder» ya que «afecta a la libertad individual».

La presidenta de la Sala, Ángela Murillo, les ha interrumpido cuando han explicado por qué son anarquistas y en concreto cuando por ejemplo Francisco Javier Solar ha dicho que toda autoridad y el Estado «implica subordinación a usureros y explotadores».

Solar ha comentado que es anarquista ya que «la creatividad personal surge cuando no hay autoridad, que atrofia la condición humana».

La magistrada les ha advertido de que «no den un mitin pues no interesa» en el juicio y que debían limitarse a contestar a las preguntas.

Han recordado que tras ser absueltos en la causa por la que estuvieron varios meses presos preventivos en Chile viajaron en agosto de 2012 a Barcelona huyendo del hostigamiento policial y mediático que dicen que sufrían en su país.

Solar ha reconocido que participó en manifestaciones y en asambleas con anarquistas y representantes de otros colectivos políticos pero que no cometió atentado alguno, ni tuvo armas ni explosivos ni perteneció a ninguna organización terrorista.

Su esposa ha asegurado que nunca estuvo en Zaragoza y que a Montserrat fue de excursión.

Ha negado pertenecer a organización terrorista alguna y lo ha explicado diciendo: «Cualquier base jerárquica es incompatible con mi ideología y mi forma de pensar ya que cualquier cúpula de poder es dañina y coarta al ser humano».

Hoy ha testificado la mujer que resultó herida que ha relatado que después de que un hombre le dijera que tenía que irse de la zona de bancos vio una llamarada muy cerca y que la explosión le rompió los tímpanos lo que además de un «susto de muerte» le produjo pérdida de audición.

Ha añadido que la explosión le afectó la mandíbula y que aún sufre otitis y dolor, y ha apostillado: «Cualquier ruido me deja nerviosa para todo el día».

Dos policías han relatado que en las grabaciones de las cámaras de la plaza del Pilar de la fecha de los hechos se ve a un hombre alto cubierto con gorro y a otra persona con una pamela y una especie de caja o bolsa que se sientan en la terraza de un bar.

Han añadido que el primero entró en el bar, donde estuvo unos minutos -los investigadores sospechan que para preparar el artefacto compuesto por una bombona de butano, dos kilos de pólvora y un reloj activador- y luego los dos van a la plaza donde está la basílica.

Los agentes han dicho que son las mismas personas grabadas en la estación de autobuses de Zaragoza cuando llegaban procedentes de Barcelona y han comentado que tomaban medidas huidizas para no ser grabados.

Otros dos policías han explicado que antes de salir a Zaragoza estas personas fueron grabadas a cara descubierta en el Metro de Barcelona y que con todas las imágenes y por su comportamiento concluyeron que los detenidos fueron los presuntos autores del atentado.

El artefacto explosionó en torno a las dos menos cuarto de la tarde cuando además de la mujer que resultó lesionada se encontraban al menos unos cincuenta turistas norteamericanos y cuatro trabajadores, que no resultaron heridos, entre ellos el vigilante de seguridad que avisó de la explosión, que ha relatado hoy que «formó una nube de humo que volvió aquello irrespirable».

Alrededor de una veintena de personas pertenecientes a colectivos anarquistas se han personado en el juicio para apoyar a los acusados y la presidenta de la Sala les ha advertido de que si no guardaban silencio se tenían que ir a la calle inmediatamente.EFE

cng/mcm

(foto) (vídeo) (audio)