Quantcast

La Villarroel estrena Infamia con un elenco de lujo

Emma Vilarasau, Anna Moliner, Jordi Boixaderas y Francesc
Ferrer
acercan a la sala Villarroel Infamia la última creación del dramaturgo
Pere Riera.

Vilarasau y Moliner vuelven a trabajar con Riera después de
Barcelona, la obra de referencia sobre la guerra civil en la capital catalana
que tuvo un gran éxito en el Teatre Nacional de Catalunya. Francesc Ferrer y
Jordi Boixaderas se estrenan a las órdenes del director.

Los intérpretes se ponen en la piel de cuatro personajes que
no habla tanto del oficio del actor sino del trabajo que lleva  acabo el espectador cuando acude a ver una
obra de teatro.

Riera ha explicado que la idea nació a causa de las
reacciones del público que percibió en Barcelona. Infamia no es tanto una
historia de los actores sino de cómo los espectadores son capaces de creerse la
mentira que pasa en la escena.

El director de la obra ha desvelado que la única condición
que puso para poder llevar al teatro Villarroel la obra, producida por la
empresa Focus, fue que pudiera contar con Emma Vilarasau en este viaje.

Vilarasau interpreta a Eva Dolç, una veterana actriz que ha
dejado de actuar. Para la actriz catalana representar una obra que jamás se ha
estrenado es como abrir un regalo por primera vez. También ha subrayado que su
deseo es conocer en primera persona qué es lo que ve el público en los
artistas, qué les llega de lo que están representando. Esto es siempre un
misterio para los cómicos.

A Infamia Buixaderas juega el papel del actor veterano. Explica
que su personaje presenta una característica muy concreta de los actores, tiene
como una pulsión por escenificarlo todo.

Anna Moliner ha confesado que el texto remueve la conciencia
de los actores. Moliner da vida a una actriz que no acaba de encontrar su lugar
específico en la interpretación. Una vez alcanzados los 32 años se plantea si
es necesario seguir adelante.

Finalmente, Francesc Ferrer es un actor emergente con una
actitud frívola ante la profesión

Infamia permanecerá tres meses en la cartelera del Teatro
Villarroel hasta el 10 de abril.