Quantcast

Muerte de David Bowie: El cantante tenía ya cinco canciones para otro disco

EL artista quería más. Al menos, un discos más. Una semana antes de su muerte, y tres días antes del lanzamiento de Blackstar, David Bowie reveló a su productor y amigo Tony Visconti que quería grabar antes de morir un último álbum de estudio, el que habría sido el número 26 de su carrera. 

El cantante británico de 69 años sabía que estaba en fase terminal del cáncer de hígado que arrastró durante 18 meses, pero se encontraba en plena fiebre creativa y había escrito ya cinco canciones, según ha reconocido Visconti a la revista Rolling Stone: «En sus últimos días estaba planeando un disco que iría después de «Blackstar»». «Me entusiasmé mucho con su llamada», reconoce Visconti en esa entrevista. «Se le veía emocinado por su próximo álbum y eso debió haber sido porque pensaba que tenía unos meses más. Así que el final tuvo que ser muy rápido. Debió ponerse enfermo rápidamente después de esa llamada»

La información coincide con lo publicado por Sasha Frere Jones en Los Angeles Times, que asegura que hay cinco temas de las sesiones de Blackstar que no fueron incluidos en el disco e incluso varias jam-sessions con el saxo Donny McCaslin. 

¿Qué cabe esperar, qué puede pasar con esas canciones inéditas? Lo más probable es que los temas en cuestión sean incluidos más adelante este mismo año en una edición de lujo de 'Blackstar', que va camino de convertirse en el décimo álbum de David Bowie que alcanza el número uno en el Reino Unido y probablemente su mayor éxito en Estados Unidos.