Quantcast

La cadena de errores mortales del Madrid Arena

-

1
Tres años y dos meses han pasado desde la muerte de Katia, María Teresa, Rocío, Cristina y Belén. Un

Tres años y dos meses han pasado desde la muerte de Katia, María Teresa, Rocío, Cristina y Belén. Un tiempo en el que no se ha parado de pedir justicia para ellas después de que tuvieran la mala suerte de verse en la avalancha que se produjo dentro de uno de los túneles del Madrid Arena la noche de Halloween del 2012, una tragedia que está hoy a punto de cicatrizar (o no) en un macrojuicio mediático que dictará sentencia para los 15 acusados del caso. Las informaciones y vídeos del Madrid Arena aquella fatídica noche han colapsado los medios de comunicación durante los últimos años y todas iban encaminadas hacia la misma dirección: la cadena de errores que provocó la avalancha mortal. La enfermería no disponía de los materiales suficientes para atender posibles casos, nadie estaba prevenido de lo que pudiera pasar, el aforo no se respetó y los empleados de seguridad contratados no actuaron como debieron, entre otras muchas cosas. Fallos de seguridad bochornosos y graves a los que se enfrentarán los quince acusados, cuatro responsables directos y seis subsidiarios. Todos ellos están acusados de cinco homicidios por imprudencia grave y trece de ellos, además, por delitos de lesiones por imprudencia grave. El juicio busca a los responsables, aunque para las familias las penas que van entre dos y cuatro años de prisión e indemnizaciones no son suficientes.Mientras, se movilizan en las redes sociales para pedir justicia. La hermana de Cristina pide que los acusados pasen el verano en Soto del Real, mientras que con su madre buscan formar una fundación para promover el ocio seguro entre los jóvenes. El padre de Katia, Ángel María Esteban, también ha escrito una carta “que podría haber escrito mi hija” en Facebook en la que arremete contra quienes permitieron su muerte. Repasamos algunas de las claves del caso Madrid Arena que marcarán el devenir del juicio, desde las imprudencias hasta los nombres de los que se sentarán en el banquillo. 

Atrás