Quantcast

Así es Carles Puigdemont, el sucesor de Artur Mas en la Generalitat

Un fiel servidor de las ideas proclamadas por Convergencia Democrática de Cataluña. Así se puede definir en breves palabras a Carles Puigdemont, que será investido este domingo con los votos de la CUP como nuevo presidente de la Generalitat.

Puigdemont entró en política en el año 2006, fecha en la que entra como diputado en el Parlament por CiU. No ha destacado por ser un miembro demasiado visible en la cámara catalana aunque su labor como periodista sí que le ha mantenido en primera plana de la política local desde el primer momento.

Esa faceta comunicativa fue aprovechada por Ciu para que Puigdemont se presentara a las municipales de 2007 al ayuntamiento de Girona como número 1, comicios en los que fracasó estrepitosamente y tuvo que irse a la oposición. Eso sí, cuatro años más tarde, el próximo president de la Generalitat sí ganó en las urnas, convirtiéndose en el alcalde de la ciudad y consiguiendo de nuevo el apoyo de los gerundenses este mismo año.

En 2015, Puigdemont acercó sus posturas al frente más soberanista del partido después de convertirse en el mes de julio en el presidente de la Asamblea de Municipios Independentistas, plataformas que empezaron a oficializar el sentimiento de nación en Cataluña en 2009 y 2011 con las diferentes consultas que se realizaron esos años.

Pese a ese éxito, el político de CDC fracasó en el intento de unir a todas las alcaldías de provincia de Cataluña hacia el proceso soberanista, ya que Ada Colau, por ejemplo, pese a que en un primer momento parecía que lo haría, decidió no sumarse a dicha petición.

Puigdemont ha surgido de la nada en los últimos días antes de la convocatoria de nuevas elecciones (previstas para este lunes) y se convierte en el quinto hombre que dirige la Generalitat. Su experiencia en medios como la Agencia Catalana de Noticias o el diari El Punt serán claves para fomentar la negociación que debe plantearse con el estado español una vez que se aclara el panorama en Moncloa.