Quantcast

Una niña de dos años fallece al ingerir una pila de botón

Brianna Florer, una pequeña de dos años residente en Oklahoma, falleció justo al día siguiente de abrir sus regalos del día de Navidad en casa de sus abuelos. Según cuenta el diario británico Mirror, la pequeña comenzó a ponerse azul y a escupir sangre y sus padres la llevaron al hospital. Los médicos detectaron enseguida que la niña había tragado una pila y la trasladaron a otro hospital para ser operada.

Se cree que que el ácido de la batería llegó a la vena carótida a través del esófago. A pesar de sus esfuerzos los médicos no pudieron hacer nada por su vida.

Lo cierto es que los padres no saben el momento exacto en que la niña pudo tragar la pila, no se dieron cuenta. Y aún se está pendiente de los resultados de la autopsia. Pero la familia ha querido divulgar su caso para alertar de los riesgos que conllevan este tipo de pilas. «Me gustaría mantener estas cosas fuera de las casas. Son peligrosas», ha declarado el padre.