Quantcast

Encuentran vivo al niño perdido en Girona

El niño de tres años desaparecido desde la tarde de ayer en Camós (Girona) ha sido encontrado este mediodía sano y salvo tras más de veinte horas perdido y después de que se haya desplegado un operativo de búsqueda de más de 500 personas, han confirmado a Efe fuentes del Ayuntamiento de Camós.

Jordi, un niño fuerte y originario de Sant Feliu de Guíxols (Girona), había llegado a la casa rural de Can Serrallonga, en la comarca del Pla de l'Estany, con su familia y desapareció cuando sus allegados estaban descargando el coche, hacia las cinco de la tarde de ayer.

A partir de ese momento, y a lo largo de la madrugada y la mañana, miembros de las agrupaciones de defensa forestal (ADF) y efectivos de Cruz Roja, bajo el comando de los Bomberos, han estado trabajando en su búsqueda.

Los Mossos también han estado en la zona con las unidades de montaña, de subsuelo, de investigación, de seguridad ciudadana y de recursos operativos.

LA NOCHE AL RASO

Pasadas las 13.30 horas de hoy, un hombre y su hijo, que no participaban en el dispositivo de búsqueda que se ha organizado y en el que había más de 500 personas, lo han hallado junto a la fuente de Mas Ventós y se han puesto en contacto con los Bomberos de la Generalitat para notificar su localización en esta zona boscosa.

El niño, según ha comentado el conseller de Interior, Jordi Jané, se encuentra «bien de salud«, aunque tenía un poco de frío, tras pasar una veintena de horas solo, durante una noche en la que las temperaturas han sido inferiores a los diez grados.

Efectivos de los bomberos, después de darle zumos y protegerlo con una manta térmica, han trasladado al menor hasta Can Serrallonga, donde se encontraban sus padres, que lo han identificado y han podido estar con él.

Asimismo, efectivos del Sistema de Emergencias Médicas, le han realizado el primer reconocimiento médico.

Jané, en declaraciones a los periodistas, ha mostrado su satisfacción por el «final feliz» de esta historia y ha destacado que Jordi es un «niño fuerte» que en la tarde de ayer se desorientó y que acabó andando más de un kilómetro en dirección contraria a la casa rural hasta llegar a la fuente de Mas Ventós.

El conseller ha querido, además, agradecer a todas las personas que se han unido al dispositivo que se organizó en la tarde de ayer para encontrar al pequeño.