Quantcast

Lotería de Navidad 2015: Las ciudades más y menos afortunadas

El día 22 de diciembre, año tras año, miles de hogares en España se sientan frente a la televisión para seguir el sorteo de la Lotería. Otros, lo hacen como pueden, en el trabajo con el transistor encendido. Sin embargo, depende de la provincia en la que estemos la confianza en que toque el 'Gordo' será menor o mayor.

Y es que desde que se fundara el sorteo, allá por el año 1812, hay dos provincias que nunca se han llevado ni un solo euro del premio máximo de la Lotería. Esos dos lugares tan poco afortunados son Ávila y Zamora. Una lista que anteriormente era más alta pero que en la edición del año 2012 se redujo, ya que la suerte cambió en Ceuta, ciudad autónoma en la que tocó el 'Gordo' por primera vez, o Salamanca, donde se vendieron varias series del 76.058, número premiado con 400.000 euros a la serie en ese sorteo.

En esa lista de no premiadas también está la otra ciudad autónoma, Melilla, que según los últimos 20 sorteos, debería apostar por los números entre el 40.000 y el 49.999 para que cambie su tendencia negativa.

En el otro lado, encontramos las provincias donde más posibilidades hay de que caiga el 'Gordo'. Madrid lidera la tabla ya que en toda la historia del sorteo se ha llevado el premio máximo en 75 ocasiones. Barcelona es la segunda ciudad más afortunada donde el primer premio se ha repartido en 40 ocasiones, Sevilla es la provincia que le sigue después con 15. A continuación aparecen Valencia (12), Bilbao (12), Zaragoza (12) y Cádiz (10).

LA SUERTE HAY QUE BUSCARLA

Está claro que este tipo de sorteos se basa en la suerte y en el cálculo de probabilidades pero es más razonable que cuanto más se juegue más posibilidad existe de llegarse algún premio.

Los últimos datos de Loterías y Apuestas del Estado (LAE) señalan que cada español gastará de cara al sorteo del próximo 22 de diciembre 48 euros, algo menos que en años anteriores.

Pero… ¿Dónde se gasta más y menos en España? Madrid y Barcelona son las ciudades que más buscan la suerte. Por el contrario, Segovia, Sevilla y Huelva son las que menos lo hacen.