Quantcast

10 menús 1 Navidad

La cadena Catalonia de amplia implantación en Barcelona ha
propuesto una singular oferta para las fiestas navideñas.: por cada 10 menús
que se consuman en sus hoteles se entregará uno a la fundación Arrels que
trabaja para erradicar la pobreza y al club Rotary que distribuye los menús
solidarios y que dispone de una infraestructura de voluntarios para aportar
felicidad entre los más necesitados.

La Fundación Arrels
dispone de 50 pisos en Barcelona
en los que conviven más de un centenar de
personas que malvivían en las calles de la ciudad condal y a los que se
convenció para dar un giro a sus vidas.

Arrels, que también gestiona una residencia con capacidad
para 34 personas,
está financiada por capital privado en un 60% y por la
aportación de las distintas administraciones en otro 40%.

La fundación lamenta que la Diputación de
Barcelona, la que tiene más posibles de las administraciones autóctonas, haga
una aportación simbólica hacia estas personas que pasan hambre.

Rotary y Arrels coinciden en que, hoy en día, son dos
millones los catalanes
que viven en el lindar de la pobreza.

Los comedores sociales están desbordados y no sólo son
inmigrantes
los que acuden a la beneficencia. Familias de clase media que se
han quedado sin recursos y sin trabajo se ven obligadas a acudir a Cáritas y a
otras organizaciones sociales.

El club Rotary dispone de un grupo de voluntarios que cada
día del año acuden al RACC donde están aparcadas las cuatro furgonetas de esta
entidad.

Los voluntarios se encargan de recoger la comida solidaria
que ofrecen diversas empresas y la distribuyen en los comedores sociales.

La iniciativa de Catalonia pretende ser un grano de arena
para ayudar a las personas que no pueden celebrar una Navidad digna pero que,
como todos los humanos, precisan comer sea cuál sea el día del año.